lunes, 5 de julio de 2010

LA VIDA Y LA MUERTE SE HERMANAN













Al mirar atrás
puedo ver el camino
y las huellas que voy dejando.
A su orilla árboles milenarios se alzan
con algún cruce de amargas plantas.
Pero es equilibrada su sombra
desde la huerta de mi casa.
Allí aprendí a preparar la tierra
la cantidad de semilla en cada melga
para no tener dificultad en aporcarla.
Es tu vida
-me dijo una vez mi padre
colocándome un puñado de tierra en la mano.
La vi tan negra, la sentí tan áspera.
Mi pequeña palma tembló.
Sin miedo -me dijo-
para que no te pesen los años.
La mano de mi padre envolvió la mía
y los pequeños habitantes
dejaron de moverse dentro de mi palma
El miedo me atravesó como punta de lanza.
Un segundo bastó
y sobraron todas las palabras.
Para mostrarme el terror
a la muerte que todos llevamos.
De enseñanza simple era mi padre
con su naturaleza sabia.
Al hermanar la vida y la muerte
en el centro de mi mano
y no temer cuando emprenda el camino
hacia la tierra de mis antepasados.
Abrimos nuestros dedos
y de un soplo retornó la vida
al pequeño universo de mi palma.


Graciela Huinao

(Selección de Néstor Barron)

LAMNGENWENNGEI CHI MONGEN KA CHI LA

Wiñokintulu iñche
pepi pen chi rüpu
ka pen ñi pünon ñi elnien.
Ñi inaltu meu kuifike alhven witrapürai
kiñeke küruz fure anümka meu.
Welu küme llaufeñ niei
ni tukukunwe ruka meu.
Üye meu kim pepika mapun
tunten fün ñi tukuam chi wengam meu
fei ta ñi küme dapiafiel meu.
Ta mi mongen
-pieneu- kiñechi ni chau
tukulel-eneu kiñe runa mapu ñi küwü meu.
Rume kurüntufiñ ka yüfküeneu.
Ñi pichi pülai küwü müllmülli.
Llükakilnge -pieneu-
fanenoam ta mipu tripantu.
Ñi chau ñi küwü umpulli ñi küwü
ka chi pu pichike mongenche
nengümwetulaingün ñi küwü meu.
Chi llükan chüngareneu wechun waiki reke.
Kiñe pichintu meu müten
ka kom dungun mülewepürai
Pengelel-aeteo chi llükan
chi la ta iñ kom yenien.
Ngeno küdau kimelkefiii ta ñi chau
ñi kuifike rüf kimün.
Lamngenwenkunual chi mongen ka chi la
ñi rangiñ küwü meu
ñi llükanoam konli chi rüpü meu
ñi kuifikeche ñi mapu püle.
Nülayu ta yu changüll küwü
ka kiñe pimun meu akutui chi mongen
ñi pichi mapuntu pülai küwü meu.



Graciela Huinao: "Huinao (Garra de tigre). Soy poeta y narradora mapuche-williche, nacida en Chaurakawin, (fiesta de las flores chaura), en 1956. La invasión española la denominó Osorno. Orgullosa de mis origenes que fueron plantados en una comunidad indígena que queda al sur de la provincia llamada Walinto (lugar de patos), además título de mi primer libro. En 1989 publiqué mi primer poema "La loika" Y como un pájaro volaron mis versos en diarios, revistas y antologías nacionales. El año 2001 publiqué mi primer libro Walinto,bilingüe mapudungun-español. En el 2003 La nieta del brujo, seis relatos williche, en el 2006 coedité la antología Hilando en la memoria, 7 poetas mapuche y el 2008 republiqué Walinto trilingüe. Hoy preparo mi primera novela Desde el fogón de una casa de putas de williche, más que simples relatos, es historia."
Mujer mapuche urbana, poeta fundacional, fue la primer mujer indígena en publicar un libro de poemas, de relatos, en ser traducida al inglés.

Biografía parcialmente tomada de su blog,
donde pueden leerse más poemas, click aquí.




1 comentario:

bea dijo...

...cuando las palabras no dan vueltas y van certeras a su significado...

qué belleza de literatura !!!!!
y qué talento esta mujer !!!!

sólo una gran poeta puede decir "A SU ORILLA ÁRBOLES MILENARIOS SE ALZAN....PERO ES EQUILIBRADA SU SOMBRA"

y la entrañables palabras "melga", "aporcarla", palabras de la tierra labrada, dichas por quien la labra...

qué hermoso Marcelo, gracias por esto...

bea