sábado, 10 de julio de 2010

LA FÍSICA DE PAVLOVA




Todo en mi cuerpo

ha sido procesado
por al menos una estrella
(salvo el hidrógeno).

Quiero hablarte de eso;
quiero que sepas todo lo que
yo entiendo —y más y más
se nos revela en ondulaciones.

Soy en realidad una muchacha lista,
de las que la hacen sin necesidad
de ir al colegio y aprenden
en secreto a mondar

las poderosas capas de la matemática
mientras afianzan su griego por las noches.
Al final, la conciencia tiene algo
de granero anacrónico,

un fenómeno lento al lado
del relámpago de los sentidos.
Aún ahora estoy embelesada
por la simetría marina de mi cuerpo,

pero, créeme, este es un mundo
de extravagantes consecuencias
en el que la materia surge
de la nada y en el que

la luz de las estrellas es historia
antigua al llegar aquí:
nunca podemos entender del todo
lo que estamos viviendo en el momento.

Puedes mostrarme un poco de tu cálido
muslo, largo como la Florida
y te aseguro, me turba el modo
en que me miras pero requiero

más dimensiones que las que da la geografía.
Tropiezo, caigo hacia adelante
hacia un creciente desorden. Sí,
el desorden crece en el universo

y seguirá creciendo hasta
que todo el tinglado se vuelva un sitio
en el que se recuerde que sólo
los roedores alertas nadaron.


Jo Shapcott ( Inglaterra, Londres, en 1953)


(Traducción: Carlos López Beltrán
y Pedro Serrano)

(de: LA GENERACIÓN DEL CORDERO
- Antología de la poesía actual en las Islas Británicas-,
Trilce Ediciones, México, 2000.)


PAVLOVA'S PHYSICS


Everything in my body
has been processed
through at least one star
(except for the hydrogen).

I want to speak to you about it;
I want you to know how much
I understand—and more and more
reveals itself in waves.

I'm really a wise kid,
the kind that gets on and doesn't
need to go to college to do it,
secretly learning to peel back

the potent leaves of mathematics
while boning up on Greek at night.
For all that, the consciousness
is an outdated barn of a thing,

a slow phenomenon compared
to the speed of the senses.
Today even I'm entranced
by the marine symmetry of my body

but, believe me, this world
is a place of bizarre consequences
where matter can appear
out of nothing and where

the light of stars is ancient
history when it gets here:
we can never understand
what we're living through at the time.

You can show me your piece of warm
thigh the length of Florida
and I'm tellingyou, I'm affected
by the way you look at me but I need

more dimensions than geography allows.
I'm falling forward, tumbling
into increasing disorder; yes, disorder
is increasing in the universe

and will keep increasing until
the whole shebang becomes a place
where it is remembered
only the alert rodents swam.



No hay comentarios: