viernes, 9 de abril de 2010

A dónde (Marzo o de “los vuelos de la muerte”)













a Daniel Freidemberg
a Juan Gelman
I
ruido en el arranque: polvo/ del embrague sobre el
béndix. afuera, reales, húmedos, bajo el intenso
desde el cielo, caer del agua: rostros, y en el cauce
sobre vidrio, en ese lento detenerse del caer, gotas y
esos mismos rostros, espesos, en un pesado des-
hacerse, como quien da, como quien tiende, tem-
blando, al morir. en el frío del agua arden, prome-
tiendo el fuego, la memoria, a la postrera, a la que
los llevare, no dejar, sino, como pétalos arrastra-
dos, hacia el final del curso, polvo y agua sólo
ser, mas agua y polvo enamorados


II

afuera, bajo el intenso caer desde el cielo: agua y
temblando en el aire, rostros sobre el frío, que dan
ardiendo, al cauce, al polvo, como pétalos arrastra-
dos, bajo lluvia, sin dejar a la postrera, a la que los
llevare, el fuego, la memoria


III

arrasados como pétalos, rostros que tiem-
blan, en el intenso caer desde el cielo: al río
tienden, dan: no polvo, sino agua enamorada


IV

rostros arrasados como pé-
talos arden, en el frío, y tiem-
blan, en el intenso caer hacia
el cauce: ¿en el cielo?, ¿en el
río?,¿ desde el cielo, en el aire
hacia el río: rostros? rostros:
así en el cielo como en el agua


V

rostros y agua en el aire: cielo.
¿cielo: rostros y agua en el
aire? rostros y agua en el aire:
cielo. ¿y río? rostros y agua en el
aire sobre el agua del cauce. ¿ros-
tros y agua en el aire sobre el cau-
ce del agua: río?. río: rostros y
agua en el aire sobre el cauce. y
rostros y agua en el aire: cielo


VI

cielo en el agua y
tiembla por
rostros


VII

así en el cielo como en el agua: rostros
rostros no “como” sino pétalos arrasados
en el aire hacia el cauce, ardiendo en el
frío, temblando en el intenso caer, des-
haciéndose, sin dejar a la postrera la me-
moria: fuego sobre agua enamorada


VIII

ahora rostros, pétalos arrasados, cielo, in-
tenso caer, río, temblor, fuego en el agua


IX

ros-tros a-rra-sa-dos en el cie-lo: pé-
ta-los a-rra-sa-dos en el ai-re: fue-
go tem-blan-do en el frí-o: ar-de
el a-gua e-na-mo-ra-da


X

se diría hubo rostros en el cielo. al parecer
habrían sido arrasados como pétalos y dado
en intensa caída, temblando, al cauce. se
presume a la postrera el fuego, la memoria no
dejaron. diversas fuentes señalan ardieron en el
frío. varios muestreos indicarían agua enamorada


XI

se diría? al parecer? habrían? se presume?:
hubo rostros, pétalos arrasados, así en el cielo
como en el agua, y dieron, temblando, en intensa
caída, al cauce, sin dejar a la postrera el fuego.
en la memoria arden. el río/ es de agua enamorada


(Inédito)
Ignacio Uranga




Ignacio Uranga. Poeta argentino. Nació en 1982 en Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires. Estudió armonía, composición e improvisación musicales, y licenciatura en letras. Tradujo poetas del griego antiguo, latín, francés, inglés, italiano, y portugués. Sus poemas fueron publicados en diversas revistas literias y antologías en Argentina, Chile, México, USA, Inglaterra, y España. Actualmente está escribiendo un libro que se llama Urbe Salvaje. Fue invitado a Chile para hacer un documental cinematográfico sobre Enrique Lihn, y en breve tiene previsto viajar a México junto a Gelman y Serrano, para seleccionar nuevos poetas de ese país, donde se publicarán reunidos en una Antología.


IMAGEN: Fotografía de Marisa Negri

RECOMIENDO
leer más poemas en
Campo de maniobras
(especialmente "Interacción comunicacional")
y en el blog del autor
(especialmente "Glossas")



1 comentario:

costa sin mar dijo...

yeahhhhhhhhh!!!!!!!!!!