miércoles, 26 de mayo de 2010

LOS POETAS RESISTEN

















Los poetas resisten.

Es difícil librarse de ellos,
aunque Dios sabe que se ha intentado.
Los encontramos en el camino
en actitud mendicante, con sus platos,
una costumbre ancestral.
No tienen nada,
excepto moscas secas y céntimos falsos.
Nos miran como pasmados.
¿Están muertos o qué?
Sin embargo, tienen esa mirada irritante
de los que saben más que nosotros.

¿Saben más de qué?
¿Qué es lo que alegan saber?
Escupidlo, les silbamos.
¡Decidlo claro de una vez!
Si buscas una respuesta sencilla,
entonces fingen estar locos,
o borrachos, o pobres.
Se pusieron esos disfraces
hace algún tiempo,
esos jerseis negros, esos andrajos;
ahora pueden quitárselos.
Y tienen problemas con sus dientes.
Ésa es una de sus cargas.
Les vendría bien ir al dentista.

También tienen problemas con sus alas.
No se muestran dispuestos a colaborar
con nuestro departamento de vuelos.
Ya no planean, no resplandecen,
no bromean.
¿Para qué demonios les pagamos?
(Imagina que les pagamos.)
No pueden despegar
con sus plumas enlodadas.
Si vuelan, es hacia abajo,
hacia la húmeda tierra gris.

Idos, les decimos,
y llevaos vuestra aburrida tristeza.
No os queremos aquí.
Se os ha olvidado cómo decirnos
lo sublimes qué somos.
Que el amor es la respuesta,
siempre nos gustó este verso.
Se os ha olvidado cómo seducirnos.
Ya no sois sabios.
Habéis perdido vuestro esplendor.

Pero los poetas resisten.
No se puede decir que no son tenaces.
No saben cantar, no saben volar.
Sólo saltan y croan
y se golpean contra el aire
como si estuvieran en jaulas,
y cuentan el viejo chiste.
Cuando les preguntan, responden
que dicen lo que deben.
¡qué pretenciosos son!

Sin embargo, saben algo.
Hay algo que sí saben.
Algo que están susurrando.
No alcanzamos a oírlo.
¿Será sobre el sexo?
¿O sobre el polvo?
¿O sobre nuestro miedo?


Margaret Atwood


(Traducción de María Pilar Somacarrera Íñigo)
THE POETS HANG ON


The poets hang on.
It's hard to get rid of them,
though lord knows it's been tried.
We pass them on the road
standing there with their begging bowls,
an ancient custom.
Nothing in those now
but dried flies and bad pennies.
They stare straight ahead.
Are they dead, or what?
Yet they have the irritating look
of those who know more than we do.

More of what?
What is it they claim to know?
Spit it out, we hiss at them.
Say it plain!
If yon try for a simple answer,
that's when they pretend to be crazy,
or else drunk, or else poor.
They put those costumes on
some time ago,
those black sweaters, those tatters;
now they can't get them off.
And they're having trouble with their teeth.
That's one of their burdens.
They could use some dental work.

They're having trouble with their wings, as well.
We're not getting much from them
in the flight department these days.
No more soaring, no radiance,
no skylarking.
What the hell are they paid for?
(Suppose they are paid.)
They can't get off the ground,
them and their muddy feathers.
If they fly, it's downwards,
into the damp grey earth.

Go away, we say —
and take your boring sadness.
You're not wanted here.
You've forgotten how to tell us
how sublime we are.
How love is the answer:
we always liked that one.
You've forgotten how to kiss up.
You're not wise any more.
You've lost your splendour.

But the poets hang on.
They're nothing if not tenacious.
They can't sing, they can't fly.
They only hop and croak
and bash themselves against the air
as if in cages,
and tell the odd tired joke.
When asked about it, they say
they speak what they must.
Cripes, they're pretentious.

They know something, though.
They do know something.
Something they're whispering,
something we can't quite hear.
Is it about sex?
Is it about dust?
Is it about fear?



Margaret Atwood. Poeta y novelista canadiense. Nacida en Ottawa,en 1939. Estudió en las universidades de Toronto, el Radcliffe College y de Harvard. Escribe desde muy joven, y empieza a publicar poemas cuando tenía 19 años. Su primer libro de poesía, Double Persephone, apareció en 1961. Continuó escribiendo mientras enseñaba literatura inglesa en diversas universidades canadienses (1964-1972) y como lectora en la Universidad de Toronto (1972-1973). Obtuvo reconocimiento internacional con la publicación de The Edible Woman (1969), a la que siguieron muchas otras, como Resurgir (1972), Lady Oracle (1976), Life Before Man (1979), Ojo de gato (1989), y The Robber Bride (1993). Aunque algunas de sus obras han sido calificadas de feministas por parte de la crítica, Atwood señala que ella empezó a ocuparse de asuntos como la llegada a la madurez de las mujeres a los 50 años y de los cambios de los papeles de los sexos antes de que estos temas fueran popularizados por los movimientos de liberación de la mujer. La respuesta crítica a los libros de poemas de Atwood fue favorable, en especial con Power Politics (1971) y You Are Happy (1974). The Circle Game (1966) ganó el Premio del Gobernador General de Canadá en el apartado de poesía, como ocurrió en el apartado de narrativa con El cuento de la criada (1986). Una colección de sus relatos, Wilderness Tips, se publicó en 1991. El conjunto de su obra fue premiado con el Premio internacional del Welsh Arts Council's (1982). En 1968, se casó con Jim Polk, del que se divorcio en 1973. Luego, contrajo matrimonio con el novelista Graeme Gibson con el que se mudó a Ontario, al norte de Toronto. En 1976 tuvieron a su hija Eleanor Jess Atwood Gibson. Volvió a Toronto en 1980.


(Biografía tomada de el poder de la palabra)




9 comentarios:

bea dijo...

qué copada es esta mujer !!!
siempre dice algo, tiene algo para trasmitir, y ese humor!!

JOYAS: 1-"TAMBIÉN TIENEN PROBLEMAS CON SUS ALAS" !!!!!

2-"PERO LOS POETAS RESISTEN"!!!!
y muchas más.

de la traducción:

"se os ha olvidado cómo hacernos la pelota"(???????),(tampoco sé qué significa"how to kiss up", pero en tal caso no creo que sea "cómo hacernos la pelota", terrible españolada).

igual, JOYA TOTAL
gracias marcelo por publicar
bea

Marcelo dijo...

Literalmente
You've forgotten how to kiss up, es:
"Has olvidado cómo besar arriba", que está muy lejos de "cómo hacernos la pelota", que es horrible, completamente de acuerdo, habría que encontrar otro giro, pero no sé, ahora no se me ocurre. Tal vez a la Camerotto, sí, si por ahí lo leyó. Gracias por pasar, Bea.
Un abrazo.

bea dijo...

sí, claro , literalmente es eso ,yo también lo sé, pero eso no significa eso, es un giro cuyo significado debe tener que ver con "cómo hacernos la pelota" (español coloquial), y que no sé qué significa, es decir, cómo decir lo mismo en argentino.
voy a buscar "hacer la pelota "en internet, a ver qué dice.
gracias por la pronta respuesta.
bea

bea dijo...

busqué y encontré, aquí te copio el link:
http://forum.wordreference.com/showthread.php?t=41626

leé todo , está recopado.
es lo que me imaginaba: chupamedias, olfa, va por ahí. habría que ver cómo decirlo en el poema.
cariños.
bea

bea dijo...

otro link:
http://forum.wordreference.com/showthread.php?t=60179

bea

Marcelo dijo...

Ok, Beatriz, en cuanto pueda los veo. Muchas gracias.

Marcelo dijo...

A ver, ahí, Bea, si te gusta más. Espero no haberme apartado demasiado del original.

bea dijo...

quedó bien, un buen negocio entre el coloquialismo medio guasón de la autora y algo que entendamos nosotros.

yo había pensado en "se os ha olvidado cómo dorarnos la píldora"...

qué copado este intercambio!!!

gracias marcelo por ocuparte
cariños
bea

Marcelo dijo...

>Un beso para vos.