sábado, 26 de junio de 2010

UNA LECCIÓN DE MATERIALISMO



Nuestra lectura nocturna: las cartas de Diderot

a Sofía —cómo le fue mostrando una mente,
chica paciente— aunque lo único que hoy recuerdo

(¿sería lo mismo para ella?) es el interés amoroso:
aprendimos a saltear la Encyclopaedia
y nos encontramos con ese estallido maravilloso

de fervor científico, la plegaria del gran hombre,
para que llegado el momento en que ambos sufrieran
su desintegración atómica y se volvieran aire

sus partículas pudieran encontrarse, y se mezclaran
en una nube. También nosotros hemos sufrido
un cambio; y, solteros de manera prematura,

todo lo que me queda son los sutiles rastros
(al verme obligado a descomponerte
en todo lo demás que amo).


Stephen Romer (Reino Unido, Hertfordshire, 1957)

(Traducción: Carlos López Beltrán
y Pedro Serrano)
A LESSON IN MATERIALISM

Our bedtime book: the letters of Diderot
to Sophie — how he rolled her out a mind —
patient girl — though all I remember now

(was it the same for her?) is the love interest:
we learned to skip the Encyclopaedia
and came upon that marvellous outburst

of scientific ardour, the great man's prayer,
that when they both should undergo
atomic disaggregation into air

their particles might meet and mingle
in a cloud. We too have undergone
a change; and, prematurely single,

tender traces are all I have
(being forced to disassemble you
into everything else that I love).


No hay comentarios: