miércoles, 16 de junio de 2010

TRATADO DE LA FLOR


















A nosotros nos llega el fidedigno mensaje de la flor
pero para los números la flor es una estrella de color

Se la ve en el vacío como a través de una mampara
siempre asomada a plantas desde el balcón del aire

Hoguera entre los verdes álgidos del campo
sus llamas hacen una repartición de luz
Les dicen pétalos aunque son de fuego
A estas lenguas el viento no las alza pues su tamano llega sólo hasta
los ojos
igual a cuanto resplandece
como amistad a la distancia

Aquí estan los capítulos de su alta biograffa
Su lección se la sabe la herida
asf la llore queja o la silencie sangre
La repiten los leños de la estufa en la paz de la casa
el arma pirotecnia de lo aciago
el reventar del trueno y el brote de la idea
el beso
la sonrisa
todo
se dice a flor de agua?
Oh cuando del planeta se haya ido toda solvencia última de ser
la flor ha de seguir observando su costumbre de arder


Alberto Hidalgo

(de: El libro de unos sonidos
37 poetas del Perú,
Selección:
Reynaldo Jiménez)

Alberto Hidalgo Lobato (* Arequipa, 23 de mayo de 1897 - Buenos Aires, 12 de noviembre de 1967) Poeta y narrador peruano cuya obra, exaltadamente individualista, se cuenta entre los introductores del vanguardismo en la literatura del Perú. Nació en la ciudad andina de Arequipa. En su juventud se trasladó a Lima para estudiar Medicina en la Universidad de San Marcos. Posteriormente abandonó sus estudios para dedicarse a la literatura. Participó en la revista Colónida, publicada en 1916 y dirigida por Abraham Valdelomar y publicó sus primeros poemarios Panoplia Lírica (1917), Las voces de colores (1918) y Joyería (1919), en la que ya se denotan su carácter innovador e inconformista ante los cánones de su época. Militó en el Partido Aprista Peruano, al cual posteriormente renunció, como su compatriota Magda Portal, tras denunciar que la corrupción había sentado sus reales en esa organización política. En 1919, Hidalgo jugó un rol importante en el ambiente vanguardista, participó y editó junto a Borges y Huidobro el Índice de la nueva poesía americana (1926), conoció a Xul Solar, Güiraldes, Girondo, Macedonio Fernández, Leopoldo Marechal, entre otros. Creó las Revistas Oral y Pulso.Obra posterior fue Actitud de los años. Asimismo la ideología izquierdista y combativa de Hidalgo y su vinculación con el Perú se refleja en sus poemarios Carta al Perú (1957) y Poesía inexpugnable (1962), en los días de guerra. Además de su obra poética escribió cuentos publicados originalmente y en su mayoría en Caras y Caretas y luego editadas bajo el título Los sapos y otras personas (1927), único libro de cuentos del autor. Se dedicó también a obras de teatro, además del ensayo Diario de mi sentimiento (1937), en el que comenta de forma bastante personal e irreverente el ambiente artístico de su época. Mención aparte merece una colección de libros de difusión de la obra de Sigmund Freud, publicados entre 1930 y 1945 bajo el seudónimo de Dr. J. Gómez Nerea, que contribuyeron a dar a conocer el psicoanálisis en Argentina. Falleció en Buenos Aires el 12 de noviembre de 1967, pocos meses después de recibir el Gran Premio de Honor otorgado por la Fundación Argentina para la Poesía, único reconocimiento recibido en vida.



No hay comentarios: