jueves, 13 de agosto de 2009

EL SILENCIO



El teatro donde yo daba los conciertos también tenía poca gente y yo había invadido el silencio: yo lo veía agrandarse en la gran tapa negra del piano. Al silencio le gustaba escuchar música; oía hasta la última resonancia y después se quedaba pensando en lo que había escuchado. Sus opiniones tardaban. Pero cuando el silencio ya era de confianza, intervenía en la música; pasaba entre los sonidos como un gato con su gran cola negra y los dejaba llenos de intenciones.



(De: Nadie encendía las lámparas, 1947)
Felisberto Hernández



Felisberto Hernández (Montevideo, 1902- id., 1964). Pianista y escritor uruguayo. Realizó numerosas giras presentando conciertos por el interior del país y de la Argentina. Fue compositor, destacándose entre sus obras: Canción de Cuna, Primavera, Negros, Marcha Fúnebre, Crepúsculo. Se casó en 1925 con la maestra María Isabel Guerra y ese mismo año publicó su primer libro, Fulano de Tal, obra que presenta influencias ultraístas. En 1926 nació en Maldonado, su primera hija, Mabel. Libro sin Tapas apareció en 1929, La cara de Ana en 1930 y La envenenada en 1931. Su interés por la filosofía, la psicología y el arte, lo llevó a integrar el círculo de amigos al que pertenecían Carlos Vaz Ferreira, Alfredo y Esther Cáceres y Joaquín Torres García, entre otros. En 1939 estrenó Petruschka de Strawinsky en el Teatro del Pueblo de Buenos Aires. Publicó: Libro sin tapas (1929), La cara de Ana (1930) y La envenenada (1931). Su obra está colmada de una extraña mezcla de fantasía, sueño, realidad e ironía. Destacan sus novelas Por los tiempos de Clemente Colling (1942) y El caballo perdido (1943) y los libros de cuentos Nadie encendía las lámparas (1947) y La casa inundada (1965).


No hay comentarios: