miércoles, 24 de febrero de 2010

APROVECHANDO EL FERIADO

2
Encendí la luz y las sombras no se fueron.


4
¡Mirá si se derogara la ley de gravedad!


5
El río llevaba las canoas a pulso.


8
¡Tanta leche la higuera y sin tetas!


12
¿Y si se nos materializara el alma?


13
En el último congreso de linyeras se decidió seguir esperando bajo el puente.


15
¡Cómo me gustaría estar despierto cuando duermo!


24
Pedro abrió los ojos y advirtió por las moscas que lo sobrevolaban que había muerto.


37
¿Evolucionamos hacia un sistema de telepatía celular móvil?


38
Sostuvimos una recta de cada extremo y observamos que se curvaba.


49
Por las señas supimos que se estaba ahogando. Igual, desde la orilla, insistíamos en saludarla.


50
La mujer asesinada por mal aliento tenía, nomás, dos caries.


53
Escalera sin escalones para subir al suelo.


56
¿A que velocidad hay que desplazarse de un punto a otro para no desviarse?


72
Consultó al médico porque el pene se le sentaba.


75
A pie, pero entramos en la historia.


76
¿El sol salió por donde entró o giró el rancho?


78
Hago el amor en borrador porque si lo paso en limpio no termino.


80
La viejita murió solo para que los hijos fueran a verla.


92
Los Ceibos amaneció rodeado por un horizonte rectangular.


95
La luna se enredó en un árbol y no la podíamos bajar.


101
La realidad es involuntaria.


103
Dejó el hospital en un excelente estado vegetativo.


105
Le había ido tan bien en la vida que ese día cruzamos los dedos para que el paracaídas no se le abra.


106
Estoy cerca de todo lo que no se puede.


111
No sabíamos si cazar la última liebre o seguir corriéndola.


119
Nuestro juego favorito son los autitos chocadores de las conversaciones
familiares.


121
Cuando la escuela llegó a Los Seibos, nosotros ya éramos analfabetos.


124
Una nave para viajar al fondo de la superficie.


129
Pozo cuyo fondo llega a la superficie


130
Camino que termina en la mitad.


133
Se retaron a Duelo. Eligieron a los padrinos, la fecha y el lugar. Se les entregó las armas y las reglas. Se pusieron espalda con espalda. Y empezaron a caminar y caminar y caminar. Habían acordado no darse vuelta sino encontrarse de frente.


134
Comience siempre a leer desde la izquierda


138
Papel bajo palabras


162
Yo sé leer entre líneas, pero si hay una no sé, dijo mirando el horizonte.


166
Me voy a hacer el busto, le dijo la mujer. Y volvió con dos tetas de mármol.


167
El intendente inauguró por séptima vez el asfalto de una calle que aún es de tierra.


181
Nos subimos al auto rumbo al infinito. Y… ahí vamos.


182
En la municipalidad para los reclamos pintaron ventanillas en la pared.


189
Se sospecha que las sirenas que escuchó Odiseo eran de ambulancias


190
El tiempo pasaba tan rápido que los nacimientos coincidían con la muerte.


191
Mi maestra de 7º grado me enseño a desvestirla.


195
Se llevaba tan mal con el mismo que un día dejó de hablarse.


210
Para las fiestas las almas se vestían con los mejores cuerpos.


221
Dicen que le va muy bien. La última vez que lo vi viajaba rumbo al
sur en un lujoso féretro.


223
La municipalidad inauguró un hogar de ancianos en el cementerio para achicar gastos de velorio y traslado.


226
Era un hijo de puta, pero, al menos, hacía que su madre nos cobrara menos.


240
El arroyo nos separaba. Ella insistía en que el otro lado era en el que yo estaba.


241
Años dedicándose a pintar paisajes y nadie le compraba un cuadro. Hasta que se dedicó a pintar caballos. Fue entonces que se hizo millonario vendiendo cebras falsificadas.


243
A los ladrillos les gusta estar uno encima de otro.


247
Lamento no poder estar con vos ahora que estás leyendo ésto.


248
Dicen que a cierta altura se escucha un murmullo ensordecedor de todas las voces que no fueron escuchadas.


251
Tiró la casa por la ventana, cerró las persianas y se acostó a dormir tranquilamente en el aire.


256
En el Honorable Senado de La Nación aprobaron por unanimidad varias trampas para la misma ley.


263
En mi barrio las esquinas están en la mitad de cuadra.


267
El árbol se nos fue por las ramas.


270
Al no encontrar la salida procuramos evitarla.


275
La luz empezó a perder velocidad.


293
Capaz de construir un castillo de arena granito por granito.


306
Hasta la llegada de la ética y la moral éramos tan felices.


(Algunos fragmentos del libro
Aprovechando el feriado)


Daniel Soria (Los Ceibos, Provincia de Entre Ríos, 1954)



No hay comentarios: