domingo, 13 de septiembre de 2009

ARS POÉTICA















Un poema ha de ser palpable y mudo

como englobado fruto.

Mudo
como un antiguo medallón al golpe del pulgar.

Silente como piedra alisada
de un poyo de ventana que el musgo invade.

Un poema ha de ser, sin palabras,
como vuelo de pájaros.

Un poema ha de ser inmóvil en el tiempo,
como la luna asciende.

Pasando, como la luna suelta,
ramilla por ramilla, la noche de los árboles.

Dejando, como la luna tras las hojas en invierno,
recuerdo por recuerdo nuestra mente.

Un poema ha de ser inmóvil en el tiempo,
como la luna asciende.

Un poema ha de ser igual a
no verdadero.

Para toda la historia del dolor,
un portal vacío y una hoja de arce.

Para el amor,
las hierbas inclinadas y dos luces sobre el mar.

Un poema no ha de significar,
sino ser.


Archibal Macleish

(Traducción de J.C.Urtecho y E.Cardenal)
Ars Poetica


A poem should be palpable and mute
As a globed fruit

Dumb
As old medallions to the thumb

Silent as the sleeve-worn stone
Of casement ledges where the moss has grown -

A poem should be wordless
As the flight of birds

A poem should be motionless in time
As the moon climbs

Leaving, as the moon releases
Twig by twig the night-entangled trees,

Leaving, as the moon behind the winter leaves,
Memory by memory the mind -

A poem should be motionless in time
As the moon climbs

A poem should be equal to:
Not true

For all the history of grief
An empty doorway and a maple leaf

For love
The leaning grasses and two lights above the sea -

A poem should not mean
But be


Archibald MacLeish. Poeta norteamericano (Glencoe, 1892 - Boston, 1982). Tras completar su formación en la Universidad de Yale y en la Harvard Law School, marchó a Europa y se instaló en París, en donde permaneció durante cinco años. En la capital francesa comenzó a cultivar asiduamente el género poético, muy influido en sus comienzos por las obras de dos grandes poetas contemporáneos: Ezra Pound y T. S. Eliot. Bajo este influjo publicó en Francia sus primeros volúmenes de poesía: El matrimonio feliz (1924), The Pot of Earth (La olla de barro, 1925) y The Hamlet of A. Macleish (El Hamlet de A. MacLeish, 1928), obras marcadas por la desesperanza del poeta en el marco de la posguerra. Posteriormente, ya afincado de nuevo en los Estados Unidos, publicó un largo poema épico, Conquistador, que recibió el Premio Pulitzer de Poesía de 1932. Se trata de un extenso relato en verso de la conquista de México, basado en la Verdadera historia de los sucesos de la conquista de la Nueva España, del historiador vallisoletano Bernal Díaz del Castillo. El reconocimiento derivado de este Premio Pulitzer permitió a MacLeish convertirse en uno de los creadores de opinión más influyentes en la sociedad norteamericana de la década de los años treinta. En diversos guiones radiofónicos, como The Fall of the City (1937) y Air Raid (1938), utilizó la proyección y el alcance que le brindaba este medio de comunicación para alertar a la sociedad civil sobre el peligro de esa tentación fascista que tantos adeptos iba ganando en Europa.


No hay comentarios: