viernes, 25 de septiembre de 2009

bajo la parra


en el puerto de rosario

ella forraba volantes de camiones
y bailaba por las noches
en un cabaret
con el cuerpo pintado de dorado
y su pelo negro
suelto hasta la cintura

me lo contó
una noche en el patio de casa
bajo la parra
tomando champagne
sonaban en el grabador
los valses de strauss
le brillaban los ojos al reírse
después me sacó a bailar valses
mi mamá
bajo las estrellas
tenía puesta una falda blanca hasta media pierna
y yo un vestido con flores chiquitas

la glorieta estaba llena de esas flores
que nunca me acuerdo el nombre
y son como campanas naranjas
y les gustan a los colibríes

cuando se fue a dormir
quedaron copas
botellas vacías
algún plato de garrapiñada
sobre la mesa
se escuchaba ese rumor nocturno
de la sierra
algún auto que pasaba
grillos
ranas
perros ladrando
lechuzas chistando
en la navidad de 1993



Natalia Molina


Natalia Molina. Poeta argentina. Nació en Bahía Blanca en septiembre del 1973. Se crió en Sierra de la Ventana donde vive actualmente. Estudió Comunicación Social en la UNLP y es alumna de la Tecnicatura en Gestión Cultural de la UNDMP. Realiza en radio el micro Ambrosía de difusión poético musical (junto con Santiago Pueblas), y la columna cultural Alcoyana Alcoyana (tiempo de coincidencias). Publicó el libro de poemas Gastronomía amorosa (edición autogestionada, abril del 2006) y la revista Esto no es una revista literaria -con la que colabora-, editó la plaqueta Muñeca brava, en noviembre del 2008. Integra el dúo de poesía musical "...bocas del aire..." junto con Fernando Luciani.
El poema publicado pertenece al libro Tareas domésticas, en proceso de edición para Hemisferio Derecho.
LEER más poemas en Ambrosía.


3 comentarios:

José Buhardilla dijo...

Bellisimo poema de Natalia. Un momento, un retrato, un instante que la vida nos regala.

Griselda Garcia dijo...

Qué bello poema! Saludos, Marcelo :))

Marcelo dijo...

Un abrazo para vos, Griselda.
Y gracias por la visita.