sábado, 19 de septiembre de 2009

CÓMO ES















2

aquí pues al fin segunda parte donde aún debo decir cómo era como lo oigo en mí que estuvo fuera cuacuá por doquier restos cómo era con Pim un tiempo enorme muy quedo en el barro al barro cuando eso cesa de jadear cómo era mi vida hablamos de mi vida en la oscuridad el barro con Pim segunda parte sólo falta la tercera y última ahí es donde tengo mi vida donde la he tenido donde la tendré tiempos enormes tercera parte y última en la oscuridad el barro muy quedo restos

período feliz a su modo segunda parte hablamos de la segunda parte con Pim cómo era buenos momentos buenos para mí hablamos de mí para él también hablamos de él también feliz también a su modo lo sabré más tarde sabré de qué modo su felicidad la tendré aún no lo he tenido toda

así pues débil grito agudo pregusto de ese murmullo de semicastrado que deberé soportar durante más cifras he ahí otra pequeña diferencia respecto de lo precedente más la menor cifra desde ahora todas las medidas vagas sí vagas impresiones de longitud longitud de espacio longitud de tiempo vagas impresiones de brevedad entre las dos y en consecuencia más cálculos sino de orden algebraico en rigor sí oigo decir que sí después que no

pronto de como un bloque de hielo o calentado al rojo blanco mi mano se retira se queda suspendida en el aire un buen momento vago después poco a poco desciende de nuevo y se apoya cerrada incluso ligeramente propietaria ya de plano sobre las carnes milagrosas perpendicular a la hendidura el muñón del pulgar y las eminencias thenar e hypo sobre la nalga izquierda los cuatro dedos sobre la otra la mano derecha pues todavía no estamos con la cabeza abajo

de plano de acuerdo pero un poco combada sin embargo por pudor espontáneo es posible no podía ser fingido y estar echada así sobre la hendidura un poco en badén de ahí el roce con la nalga derecha menos cojinetes que uñas segundo grito de terror cierto pero en él creí descubrir como perdido en la orquesta un pequeño flautín de placer ya que la fatuidad es posible por mi parte

he ahí un pasado esta parte quizá querrá irse al pasado segunda parte con Pim cómo era otra pequeña diferencia quizá respecto a lo precedente pero rápido una palabra sobre mis uñas que desempeñarán un papel

con temor vaya de que en esta parte yo no esté no digamos acabado eso todavía no está en mí composición digamos vigilando antes de reaparecer Pim desaparecido más vivo aún si es posible que antes de nuestro encuentro más cómo decirlo más vivo nada mejor que aquel que sólo ve y escucha a sí mismo es demasiado decir como siempre sí para mí son ahora temibles las utilidades

para mí que sin mí él nunca sería Pim hablamos de Pim para siempre jamás tan sólo un esqueleto inerte y mudo para siempre aplastado en el barro sin mí pero cómo voy a animarlo verán y si sé borrarme tras mi criatura cuando eso me ocurra ahora mis uñas

rápido una suposición si este digamos barro no fuera más que nuestra mierda la de todos absolutamente todos si no es de billones en este momento y por qué no si son dos podrían ser billones arrastrándose y cagando en su mierda apretándola en sus brazos como un tesoro con el que continuar arrastrándose y cagando ahora mis uñas

mis uñas bien para hablar sólo de las manos sin hablar de ese sabio oriental yo las tenía en un triste estado ese sabio oriental cerró los puños desde su más tierna edad queda vago hasta la hora de su muerte no se dice a qué edad lo hizo

la hora de su muerte pues no se dice a qué edad pudo al fin verlas un poco antes sus uñas su muerte taladradas las palmas de una parte a otra pudo al fin verlas salir al fin por el lado opuesto y poco después habiendo vivido así hecho esto hecho aquello cerró los puños toda su vida así vivió murió al fin diciéndose último aliento que seguirían creciendo todavía

el telón se levantaba primera parte yo veía a los amigos que acudían a verlo acurrucado en la sombra profunda de una tumba o de un bo los puños cerrados sobre las rodillas así vivía

se rompían falta de calcio o similar pero no a la vez de manera que unas mis uñas hablamos de mis uñas unas siempre largas las otras correctas lo veía soñando el barro se separaba eso se enciende lo veía soñando un amigo solícito o sin esa suerte solo soñando en conducirlas hacia la espalda para que la atravesaran de nuevo en sentido inverso la muerte lo impidió

sobre la nalga derecha de Pim así pues primer contacto él debió oírlas crujir el hermoso pasado yo hubiera podido hundirlas si hubiese querido deseaba labrar caminos profundos beber los aullidos el azul la sombra violenta la cabeza enturbantada encorvada sobre los puños el círculo de amigos en dhoti blanco sin llegar a ese extremo

los gritos me dicen en qué extremo la cabeza pero puedo equivocarme eso se encadena sin separar la mano se desplaza a la derecha bifurca pronto es lo que pensaba después sin embargo a la izquierda para que sin ninguna duda vuelva a pasar por el culo oh sin tardar cae en un hoyo levanta el muñón del pulgar sobre el espinazo hasta las costillas flotantes estoy inmóvil la anatomía que tuve inútil insistir él grita siempre estoy inmóvil lo repito eso no marcha al pasado tampoco nunca tendré pasado nunca tuve

está bien es un semejante más o menos pero hombre mujer chica chico los gritos no tienen ciertos gritos ni sexo ni edad intento volverlo de espaldas pero no el costado derecho tampoco izquierdo menos aún mis fuerzas se van bien bien nunca conoceré a Pim que está de bruces

todo eso lo digo como lo oigo cada palabra siempre y que tras revolver en el barro entre las piernas acabo por extraer algo que me parece ser un testículo o dos la anatomía que tuve

como lo oigo y murmuro en el barro me levanto si me atrevo un poco hacia delante para palpar el cráneo está calvo es mejor no anular el rostro masa de pelos blancos al tacto estoy inmóvil es un viejecito somos dos viejecitos algo ahí no marcha

en la oscuridad el barro mi cabeza contra la suya mi costado pegado al suyo mi brazo derecho alrededor de sus hombros ya no grita permanecemos así un buen momento son buenos momentos

cuánto tiempo así sin movimiento ni ruido sólo el de la respiración enorme un tiempo enorme bajo mi brazo a veces lo levanto lentamente libre al fin y lentamente exhala de nuevo un aliento más profundo se diría un suspiro

así nuestra vida en común la empezamos así no digo eso no se dice como otros la terminan casi abrazados no he visto ninguno al parecer ninguno de esos pero incluso los anímales se observan al parecer he visto algunos mientras se observaban que lo entienda quien quiera a mí me da lo mismo

casi abrazados es demasiado decir como siempre él no puede rechazarme es como mi saco cuando aún lo tenía esta carne providencial nunca la soltaré llamadlo constancia si queréis

cuando aún lo tenía pero aún lo tengo está en mi boca no ya no está ya no lo tengo tengo razón tenía razón

así pues un tiempo enorme para nuestros comienzos en la época de las cifras una resonancia nuestros comienzos en la vida en común y pregunta para saber lo que pone fin al fin a esta larga paz y nos hace establecer un conocimiento más amplio qué contratiempo

una cancioncita de repente él canta una cancioncita de repente como todo lo que no era después es lo escucho un buen momento son buenos momentos no puede ser más que él pero puedo equivocarme

mi brazo se dobla el derecho es mejor lo que reduce de muy obtuso a muy agudo el ángulo entre el húmero y el otro la anatomía la geometría y mi mano derecha busca sus labios intentemos ver ese bonito movimiento más de cerca al menos su conclusión

pasando bajo el barro la mano se remonta al buen tuntún el índice vuelve a encontrar la boca queda vago está bien apuntado el pulgar la mejilla alguna parte algo ahí no marcha hoyuelo pómulo todo eso se mueve labios en forma de caracol y pelos está bien lo que pensé es él él canta siempre yo estoy inmóvil

no distingo las palabras el barro las sofoca o es un idioma extranjero él canta quizá un lied en texto original quizá sea un extranjero

un oriental mi sueño él ha renunciado yo renunciaré también ya no tendré deseos

sabe pues hablar es lo principal tiene práctica sin haber reflexionado verdaderamente en la pregunta debí suponer que no la tenía no teniéndola personalmente y de una manera sin duda un poco más general que una sola manera de ser allá donde yo estaba la mía que se pudiera cantar allí no lo hubiera creído posible

instante solemne en todo caso si lo hubo qué perspectivas qué clausura la primera etapa de nuestra vida en común y entreabre la segunda y a fe mía última más fértil en vicisitudes y peripecias lo mejor de mi vida tal vez es difícil elegir

una voz humana ahí a unos centímetros mi sueño incluso quizás un pensamiento humano si debo aprender italiano evidentemente será menos divertido

pero primero algunas reflexiones muy confusas un tiempo enorme una treintena quizás en todo hay dos o tres ya se verá orientado como es él debió seguir el mismo camino que yo antes de caer y uno

un día partimos juntos de nuevo y yo nos veía las cortinas se corrían un instante algo ahí no marcha y yo nos entreveía todo eso antes de la cancioncita oh mucho antes nos ayudamos mutuamente a avanzar caíamos a la vez y esperábamos en nuestros brazos el momento de volver a partir

hacer aquello que existe al menos existía entonces lo sé lo sé tanto peor se puede hablar de ello va bien de vez en cuando son buenos momentos qué importa no daña a nadie no hay nadie

he ahí pues al fin detrás de nosotros la primera etapa ya de nuestra vida en común sólo falta la segunda y última fin de la segunda parte sólo falta la tercera y última

problema de adiestramiento solución y aplicación progresivas simultáneas y paralelamente plano moral incentivo expansión de relaciones propiamente dichas pero algunas precisiones primero dos o tres

desplazándose a la derecha mi pie derecho no encuentra más que el fango familiar por lo que al mismo tiempo que la pierna se dobla al máximo se levanta mi pie hablamos ahora de mi pie y se pasea de arriba abajo se ve el movimiento a lo largo de las piernas de Pim rectas y rígidas está bien es lo que yo pensaba di en el blanco

mi cabeza mismo movimiento encuentra de nuevo la suya está bien es lo que pensaba pero puedo equivocarme retrocede pues y se lanza a la derecha el choque esperado se produce estoy inmóvil soy el más grande

recobro mi postura me aprieto con más fuerza contra él se detiene en mi tobillo dos tres centímetros menos que yo lo pongo en la cuenta de la ancianidad

ahora sus brazos en cruz de San Andrés ramas superiores ángulo más bien cerrado mi mano izquierda sigue al izquierdo penetra tras él en el saco el suyo él sujeta su saco por dentro cerca de la abertura tuve miedo mi mano se demora sobre la suya como cuerdas sus venas se retira y vuelve a su sitio a la izquierda en el barro ya nada sobre ese saco por el momento

en el silencio que sigue a la cancioncita de Pim más profundo por fin un tiempo enorme un lejano tic-tac lo escucho un buen momento son buenos momentos

mi mano derecha parte a lo largo de su brazo derecho llega penosamente al límite de la extensión y más allá de su alcance roza con la punta de los dedos un reloj de pulsera según el tacto está bien lo que me decía desempeñará un papel oigo decír que sí después que no

mejor un gran reloj normal y corriente provisto de una pesada cadena la tiene apretada en su mano mi índice se abre paso entre los dedos replegados y dice un gran reloj normal y corriente provisto de una pesada cadena

atraigo su brazo hacia mí detrás de la espalda se bloquea clara mejoría del tic-tac lo bebo un buen momento

algunos movimientos más devolver el brazo a su sitio después conducirlo hacia mí en el otro sentido por arriba a la izquierda hasta que queda bloqueado se ve el movimiento atrapar el puño de mi mano izquierda y tirar haciendo fuerza con la otra sobre el codo ahí por detrás todo eso más allá de mis fuerzas

sin haber tenido que levantar la cabeza del barro ninguna pregunta acabo por tener el reloj contra la oreja la mano el puño es mejor bebo los segundos largamente momentos deliciosos y perspectivas

suelto por fin el brazo retrocede un poco después se inmoviliza soy yo quien aún debe devolverlo a su sitio allá abajo a la derecha en el barro Pim es así será así mantiene la postura en que se le ponga pero es poca cosa en conjunto una roca

hasta mí ahora tercera parte de allá abajo a la derecha en el barro al mío abandonado el lejano tic-tac ya no obtengo ningún provecho ninguno ningún placer no cuento ya los segundos que transcurren sin regreso no mido la duración de nada la frecuencia ya no me tomo el pulso noventa noventa y cinco

me hace compañía es todo su tic-tac por momentos pero romperlo tirarlo lejos no permitir que se detenga no contratiempo algún resorte no funciona agito el brazo vuelve a funcionar nada más acerca de este reloj sólo yo para creerlo o mi fantasía no tenía nombre fui yo quien se lo dio Pim para mayor comodidad mayor facilidad eso vuelve al pasado

ha debido gustarle comprendo terminar por gustarle al fin se lo daba a sí mismo mucho antes de Pim Pim por aquí Pim por allá Pim yo siempre lo he dicho cuando uno se llama Pim no debe nunca todo lo que nunca debía decía siemprecuando uno se llamaba Pim y con eso mejor a partir de ahí más vivo más conversador

la costumbre adquirida le notifico que yo también Pim me llamo Pim esto es más difícil un momento de confusión de mal humor comprendo es un hermoso nombre después se tranquiliza

también me hace bien tengo la impresión un bien sobre todo al principio difícil de precisar menos anónimo en cierto modo menos oscuro

también siento que me deja poco a poco pronto no habrá ya nadie nunca hubo nadie con el hermoso nombre de Pim oigo decir que sí después que no

que aquel a quien espero oh sin creerlo lo digo como lo oigo me dé otro nombre será mi primer Bom que me llame Bom para mayor comodidad me gustará eme al final y una sílaba lo demás no importa

BOM grabado con la uña a través del culo la vocal en el agujero yo diría en una escena de mi vida él me obligaría a haber tenido una vida los Bom señor usted no conoce bien a los Bom señor usted puede cagarse en un Bom señor no puede humillar a un Bom los Bom señor

pero primero terminar con esta segunda parte con Pim la vida en común cómo era para que sólo falte para terminar la tercera y última donde oigo decir entre otras extravagancias que llega diez metros quince metros aquel que para mí para quien yo lo que yo para Pim Pim para mí

entre otras extravagancias recobraré el uso de la palabra es cierto lo he recobrado aquí está escucho hablo breves movimientos en la parte inferior del rostro con sonido en el barro el rostro en el barro muy quedo todas clases un tal llamado Pim una vida que habré tenido antes de él con él después de él una vida que tendré

adiestramiento primeros tiempos o heroicos antes de la escritura los refinamientos difícil decirlo sólo a grandes rasgos hop stop esta familia más allá de mis fuerzas yo nadaba él nadaba pero poco a poco poco a poco

entre sesiones a veces un arenque un camarón me pasó continúa en el pasado ah intensamente todo el pasado en el pasado Bom llegado yo desaparecido y Bom en la vida común estábamos bien eran buenos momentos tonterías no importa un arenque un camarón

no se ha reventado el saco de Pim no se ha reventado no hay justicia o entonces así es cosas incomprensibles algunas

más viejo que el mío y no ha reventado mejor yute quizás y con eso medio lleno aún o entonces algo que se me escapa

sacos que se vacían y otros que revientan no es posible el cuento de la gracia hasta en esta cloaca por qué pretendemos ser todos iguales unos desaparecen otros nunca

todo lo que oigo dejarlo mejor dejarlo todo no escuchar ya nada permanecer ahí en mis brazos con mi saco el viejo yo hablamos de mí el viejo sin fin que entierra toda criatura hasta el último imbécil serían buenos momentos ahí en la oscuridad el barro no escuchar nada no decir nada no poder nada

después de repente como todo lo que comienza recomienza cómo saber partir volver a partir diez metros quince metros pie derecho mano derecha empuja tira algunas imágenes ángulos azules tres cuatro palabras mudas no despeñarse algunos arenques el barro que se abre reventar el saco tonterías y sucio runrún en resumen el viejo camino

del mortal siguiente al mortal siguiente sin rumbo fijo sin otro fin que el mortal siguiente pegarme a él nombrarlo vestirlo cubrirlo de mayúsculas romanas hasta hacerle sangre hartarme de sus fábulas unirnos de por vida en el amor estoico hasta el último arenque alegre y algo más

hasta el buen día en que psst se disipa dejándome sus cosas y se instaura la profecía la vida nueva basta de viajes basta de azul un murmullo es verdad en el barro todo debe ser verdad y se llega se llega diez metros quince metros lo que yo para Pím Pim para mí


todo lo que oigo no oír ya nada estar ahí como antes de Pim después de Pim como antes de Pim en mis brazos con mi saco después de repente el viejo camino hacia mi próximo mortal diez metros quince metros empuja tira estación tras estación mi única estación hacia mi primer mortal tonterías por suerte duran poco

primera lección tema que él cante que le hunda mis uñas en la axila mano derecha axila derecha él grita yo las retiro gran puñetazo en el cráneo su rostro se hunde en el barro calla fin de la primera lección descanso

segunda lección mismo tema uñas en la axila gritos golpe en el cráneo silencio fin de la segunda lección descanso todo más allá de mis fuerzas pero ese hombre no es tonto debe decirse me pongo en su lugar qué quiere de mí o mejor qué quieren de mí al martirizarme de ese modo y la respuesta poco a poco se dispersa tiempos enormes

no que grite es evidente puesto que me castiga en seguida sadismo puro y simple no más puesto que se me impide gritar

algo de lo que quizá no soy capaz cierto este ser no es tonto se nota

puesto que se me sabe capaz de cantar quieren pues que cante

lo que en su lugar yo habría acabado por decirme me parece pero puedo equivocarme y Díos sabe si soy poco inteligente de lo contrario estaría muerto

eso u otra cosa el día llega esa palabra aún llegamos al extremo de cuánto nada de cifras un tiempo enorme donde arañado en la axila desde hace mucho tiempo a lo vivo pues cambiar de sitio se ha intentado como último recurso probar otro más sensible el ojo el glande no despreciar la turbación sobre todo no fatal el día pues en que arañado en la axila en vez de gritar él canta el canto se eleva en el presente eso vuelve al presente

retiro mis uñas él sigue con la misma cancioncita me parece soy bastante músico esta vez tengo eso en mí vida esta vez y esta vez al vuelo algunas palabras ojos cielos amor este último quizás en plural tan chic usamos el mismo idioma es sorprendente eso no ha terminado él se detiene uñas en la axila vuelve a empezar esto está hecho axila canción y esta música también seguramente con accionar un botón puedo en todo momento ofrecérmela de ahora en adelante

eso no ha terminado él continúa golpe en el cráneo se para y parar el golpe en el cráneo significa en cualquier circunstancia stop y de modo casi mecánico si se reflexiona al menos tratándose de la palabra

mecánico por qué porque el golpe en el cráneo tiene por efecto hablamos ahora del golpe en el cráneo por efecto hundir el rostro en el barro la boca la nariz e incluso los ojos y de qué podría tratarse de qué otra cosa para Pim sino de palabras algunas palabras lo que él puede de vez en cuando no soy un monstruo

no voy a cansarme pidiéndole lo que no puede hacer ponerse de cabeza por ejemplo o de pie o de rodillas ciertamente no

o de espaldas o de costado no rencoroso ya ahora no deseo ya a nadie a cada segundo de deber sin poder enormes címbalos brazos gigantes abiertos doscientos grados y clan clan milagro milagro lo imposible hace lo imposible sufre lo imposible ciertamente no

sólo que cante o hable y aun ni esto primero que aquello al principio sencillamente hablar lo que quiera lo que pueda de vez en cuando algunas palabras nada más

así pues primera lección segunda serie pero primero cogerle su saco ahí se resiste le araño la mano izquierda hasta el hueso no está lejos grita pero no suelta la sangre que ha debido perder desde hace tiempo un tiempo enorme no soy malo debieron decírselo acceso al saco lo tengo mi mano izquierda penetra en él hurga en busca del abrelatas aquí un paréntesis

nada de precisiones nada de problemas pero desde que estamos juntos muchas parejas se contentarían se verían morir sin una queja después de haber tenido su parte

y Pim todo ese tiempo un tiempo enorme ni un movimiento sólo el de los labios y por ahí la parte inferior del rostro para cantar gritar y de vez en cuando convulsión de la mano derecha para que se vuelva verde pálido la hora que no verá nunca y aquellas a disgusto seguro impresas por mí Pim no ha comido

yo sin decir nada no está dicho todo casi nada y es mucho demasiado he comido le he ofrecido comida aplastado contra la boca perdido en los pelos el barro mi palma goteando hígado de bacalao o algo semejante bien frotado no valía la pena si él se alimenta aún es de barro si es así lo he dicho siempre este barro por osmosis a la fuerza a lo largo del tiempo por
capilaridad

por la lengua cuando sale la boca cuando se entreabre las narices los ojos cuando se entreabren el ano no el ano está al aire las orejas tampoco

la uretra tal vez después de mear la última gota la vegija que por haberse comprimido tanto aspira un instante ciertos poros también la uretra tal vez cierto número de poros

este barro lo he dicho siempre mantiene a su hombre con vida y él se pega al saco este es el punto al que había que llegar lo digo como lo oigo le sirve sólo de almohada tampoco se aferra a él con la punta de los dedos como el defenestrado al antepecho de la ventana

no mírenlo ese saco lo he dicho siempre este saco es para nosotros algo más que una despensa que un cojín para la cabeza que una presencia amiga que algo para abrazar que una superficie para cubrir de besos es algo más completo ya no lo aprovechamos de ninguna manera y nos pegamos a él yo le debía este tributo

mi mano izquierda ahora segunda parte segunda mitad qué hace ahora en reposo aprieta el saco junto a la de Pim nada más respecto a ese saco el abrelatas el abrelatas pronto Pim hablará

quedan tantas latas ahí hay algo que se me escapa las saco una a una en el barro mano izquierda siempre en busca del abrelatas al fin lo meto en mi boca guardo de nuevo las latas no digo que todas y mi brazo derecho durante ese tiempo

todo ese tiempo un tiempo enorme todo eso más allá de mis fuerzas verdaderamente con Pim mis fuerzas se van es inevitable somos dos mi brazo derecho lo aprieta contra mí amor miedo de ser abandonado un poco de cada no se sabe no se dice y después

después mi pierna derecha de través aprisiona las suyas se ve el movimiento cojo el abrelatas con mi diestra lo deslizo a lo largo de la espina dorsal y se lo meto en el culo no en el agujero sí acertáis la nalga una nalga él grita lo retiro golpe en el cráneo se calla mecánicamente fin de la primera lección segunda serie descanso aquí paréntesis

este abrelatas dónde meterlo para cuando lo necesite volver a meterlo en el saco con las latas cierto no tenerlo en la mano en la boca tampoco los músculos se relajan el barro engulle dónde pues

entre las nalgas de Pim guardarlo ahí poco elásticas pero aún lo suficiente ahí no peligra diciéndome eso se dice en alguna parte las palabras están ahí en alguna parte que con alguien para hacerme compañía yo hubiese sido otro hombre más completo

no más abajo entre los muslos es mejor la punta hacia abajo sólo sobresale el pequeño bulbo del mango en forma de pera ahí nada que temer y me digo demasiado tarde un compañero demasiado tarde

segunda lección pues segunda serie mismo principio mismo desarrollo tercera cuarta así sucesivamente un tiempo enorme hasta el día esa palabra aún en que picado en el culo en vez de

gritar cante qué imbécil ese Pim confundir a pesar de todo culo y axila cuerno y acero el golpe que recibe juro afortunadamente que no es tonto ha debido decirse qué quieren aún de mí qué significa ese nuevo tormento

que grite no que cante tampoco es la axila de la crueldad lúbrica hemos visto que no es verdad no veo

que tiene una idea hecha es evidente este ser es demasiado sutil como para pedirme lo imposible entonces qué me es posible cantar llorar qué más sé hacer qué otra cosa sabría hacer en rigor

pensar tal vez si se quiere es posible que haga otra cosa en este momento y resulta que empieza de nuevo aullidos golpe en el cráneo silencio descanso

no no es posible verdaderamente no me imagino si preguntara preguntaré un día si puedo

no tonto no sólo lento y llega el día llegamos al día en que pinchado en la nalga ahora más que una llaga en vez del grito se consigue un breve murmullo

con el mango del abrelatas como un mazo golpe en el riñon derecho más cómodo que el otro sobre el que estoy grito golpe en el cráneo silencio breve descanso estocada en el culo murmullo ininteligible golpe en el riñon que significa de una vez por todas más fuerte grito golpe en el cráneo silencio breve descanso

así sucesivamente de vez en cuando con objeto de conservar lo obtenido regreso a la axila el canto se eleva esto marcha pam golpeando en seguida todo esto me mata renunciaré cuando golpeado en el riñon un día al fin no es tonto sólo lento en vez de gritar articula eh usted yo qué yo eh usted yo qué yo no esto marcha esto marcha he comprendido golpe en el cráneo está ganado no tiene aún la costumbre pero la tendrá algo ahí se me escapa

pongo la herramienta entre sus muslos quito mi pierna de debajo de las suyas con mi brazo derecho aprisiono sus hombros es como el saco no puede abandonarme pero no me fío largo descanso dicíéndome las palabras están ahí demasiado tarde cierto pero sin embargo cuánto mejor ya cómo he mejorado

orgía de falso ser vida en común pequeñas humillaciones no estoy perdido en la inexistencia no sin retorno el porvenir lo dirá lo está diciendo pero un lodazal así bah lo mismo no lo mismo bah breves movimientos de la parte inferior del rostro aprovechamos silencio cosechamos silencio de muerte tengamos paciencia

continuación del adiestramiento no vale la pena soltémoslo

cuadro de estímulos básicos uno canto unas en la axila dos habla hierro del abrelatas en el culo tres stop puñetazo en el cráneo cuatro más fuerte mango del abrelatas en el riñon

cinco menos fuerte índice en el ano seis bravo manotazo a horcajadas en las nalgas siete malo igual que tres ocho igual que uno o dos según

he dicho todo lo de la mano derecha y la izquierda durante este tiempo un tiempo enorme lo he dicho oído decir en mí que estuvo fuera cuacuá por doquier murmurado en el barro sostiene el saco al lado de la izquierda de Pim mi pulgar se desliza entre su palma y sus dedos replegados

grafía después la voz de Pim hasta su desaparición final de la segunda parte sólo falta la tercera y última

con la uña pues del índice derecho grabo y cuando se rompe o cae hasta que vuelve a crecer con otra en la espalda de Pím intacta partiendo de izquierda a derecha y de arriba abajo como en nuestra civilización grabo mis mayúsculas romanas

principios arduos después menos él no es tonto sólo lento por fin comprende todo casi todo no tengo nada que decir casi nada Dios inclusive mi lluvia mis buenos tiempos Dios un poco a menudo pregunta como en la tierna infancía queda vago Dios inclusive por fin él casi lo comprende

un momento de la tierna infancia el cordero negro los pecados del mundo el mundo limpio las tres personas y esta creencia la impresión desde entonces diez años once años esta creencia que yo habría tenido la impresión desde entonces un tiempo enorme que iba a recuperarla el manto azula la paloma los milagros él comprendía

esta infancia que yo habría tenido la dificultad de creer en ella la impresión de haber nacido más bien octogenario a la edad en que se muere en la oscuridad el barro remontando nacido remontando saliendo a la superficie como los ahogados y tatatá cuatro espaldas llenas de caracteres apretados la infancia la creencia el azul los milagros todo perdido nunca tenido

el azul que se veía el polvo blanco las impresiones de fecha más reciente agradables desagradables aquellas en fin que ninguna emoción turba cosas nada fáciles

de un tirón ni un punto y aparte ni una coma ni un segundo que permita reflexionar con la uña del índice hasta que se rompa y la espalda fatigada sangrante en varios puntos hacía el final como ayer un tiempo enorme

pero rápido un ejemplo entre los simples en los primeros tiempos o heroicos después de Pim la palabra hasta su desaparición fin de la segunda parte sólo falta la tercera y última

con la uña pues del índice derecho en mayúsculas muy grandes dos líneas enteras más corta la comunicación más grandes los caracteres basta saber un poco de antemano lo que se quiere decir él también siente la letra grande adornada las serpientes los diablillos en hora buena será breve TU PIM pausa TU PIM en los surcos aquí una dificultad habrá él comprendido cómo saber

pincharlo simplemente en el culo es decir habla él dirá cualquier cosa lo que pueda cuando la prueba me hace falta la prueba pincharlo pues de manera especial significado de una vez por todas responde es pues lo que hago mejor cuánto he mejorado

un golpe especial indescriptible en un periquete me satisface un día un tiempo enorme yo Tim o Jim no Pim en todo caso aún no la espalda no la tiene uniformemente sensible todavía pero la tendrá es ya enorme ha mejorado descanso

sólo volver a empezar no perder coraje al grabar bien la P y al pincharlo como se debe para que un día deje de probar todas las consonantes del alfabeto romano responde al fin es matemático yo Pim lo que hace al fin era inevitable yo Pim palmada a horcajadas en las nalgas abrelatas entre los muslos brazo alrededor de sus pobres hombros descanso ha mejorado

así pues para qué más ejemplos era un mal alumno yo no un mal maestro pero longitud de tiempo lo poco que había que decir no era nada

yo nada sólo digo eso digo aquello tu vida allá arriba TU VIDA pausa mi vida ALLÁ ARRIBA pausa larga allá arriba EN LA en la LUZ pausa luz su vida allá arriba en la luz octosílabo casi pensándolo bien una casualidad

yo pues nada sobre mi vida qué vida nunca nada casi nada nunca él ya no si no era forzado por propia voluntad nunca pero una vez lanzado no sin placer la impresión o bien la ilusión él no paraba hasta los diez quince golpes en el cráneo a veces todos los orines del hocico en la mierda era preciso golpear golpear

la parte de invención enorme seguramente una parte enorme algo que se ignora la amenaza el culo sangrante los nervios alterados se inventa pero cómo saberlo imaginario real no se puede no se dice qué importancia esto es importante esto lo era esto es magnífico algo importante

esta vida pues que habría sido inventada rememorada un poco las dos cosas cómo saberlo esta cosa allá arriba él me la daba yo me la apropiaba lo que me cantaba los cielos sobre todos los caminos sobre todo donde él se deslizaba cómo cambiaban según el cielo y a dónde se iba en el atlántico al atardecer el océano según se iba a las islas o regresaba el humor del momento no así muy poca gente siempre los mismos yo los tomaba yo los dejaba buenos momentos no queda nada

querido Pim de regreso de entre los vivos otro le dio esta vida de perro bebida y comida le daré a otro la voz lo ha dicho en mí ahora que estuvo fuera cuacuá por doquier cómo creerlo en la oscuridad el barro que una sola vida allá arriba de edad en edad siempre una sola según las preferencias ah he ahí las necesidades

ahí está lo que necesito lo que más necesito aspectos mudables de la misma vida siempre aspectos siempre mudables según las necesidades pero las necesidades las necesidades no son aquí siempre las mismas necesidades de edad en edad la misma sed la voz lo ha dicho

la voz lo dijo yo lo murmuro para nosotros uno junto al otro la misma sed una única vida allá arriba según las únicas necesidades como aquí una única cómo creerlo a menos de creerlo de buena gana depende del día del humor del día se conserva el humor un poco mudable puede decirse ningún sonido nada te lo impide hoy quizás esté un poco menos triste que ayer nada te lo prohibe

las cosas que ya no veía pequeñas escenas primera parte en su sitio la voz de Pim Pim en la luz azul del día y de la noche pequeñas escenas las cortinas se corrían el barro se corría algo se encendía él veía por mí eso también puede decirse nada lo impide

silencios cada vez más largos tiempos enormes pérdidas cada vez mayores él de respuestas yo de preguntas harto de la vida en la luz una pregunta el máximo de cifras de tiempo cifra enorme tiempos enormes sobre su vida en la oscuridad el barro antes de mí cuentos sobre todo si él vivía aún TU VIDA AQUÍ ANTES DE MÍ confusión completa

Dios sobre Dios última desesperación confusión completa si él creía él creía después ya no él tuvo sus razones en los dos casos Dios mío

yo lo pinchaba cómo lo pinchaba al fin mucho antes cuentos sólo si él vivía aún pam golpe en el cráneo en el barro sucias lágrimas de irreventable hermano

si él oyera una voz tan sólo eso si él hubiera oído alguna vez una voz voces si tan sólo yo le hubiera prguntado esto imposible yo no oía aún la voz voces cómo saber seguramente no

yo tampoco al fin ya no la oiré nunca oída ella lo ha dicho yo lo murmuro sólo la suya tampoco de Pim nunca hubo de Pim nunca hubo voz cómo creerlo en la oscuridad el barro sin voz sin imágenes al fin mucho antes

muestras lo que llega rememorado imaginado cómo saber la vida allá arriba la vida aquí Dios de los cielos sí o no si él me amaba un poco si Pim me amaba un poco sí o no si yo lo amaba en la oscuridad el barro a pesar de todo un poco de afecto encontrar alguien alguien que te encuentre en fin vivir juntos pegados juntos amarse un poco amar un poco sin ser amado ser amado un poco sin poder amar responder a eso dejarlo incierto en la sombra

fin de la segunda parte la primera se acabó falta la tercera y última eran buenos momentos habrá buenos momentos menos buenos hay que esperarlos pero antes una vueltecita la última nueva posición y efecto sobre el alma

dejo el saco dejo a Pim dejar el saco es lo peor y hop adelante medio flanco izquierdo pie derecho mano derecha empuja tira a la derecha a la derecha no perderlo ante su cabeza horquilla para el pelo a la derecha siempre después alzar su brazo derecho a lo largo del costado apretar y stop la cabeza contra sus pies los suyos contra la mía largo descanso angustia creciente

de repente vuelta rozándolo oeste y norte con mi mano derecha atrapo su piel demasiado grande para él y me tira hacia adelante última vueltecilla hasta mi sitio yo no necesitaba dejarlo no lo dejaré más vuelvo a coger el saco no se ha movido Pim no se ha movido nuestras manos se tocan largo descanso largo silencio tiempos enormes

TU VIDA ALLÁ ARRIBA ya no hay necesidad de luz dos líneas sólo para Pím la palabra vuelve la cabeza lágrimas en los ojos los míos las mías si yo las tuviera no las necesitaría ahora

su mejilla derecha contra el barro su boca contra mi oreja encabalgamiento de nuestros hombros estrechos sus pelos en los míos aliento humano murmullo agudo demasiado fuerte dedo en el culo ya no me moveré más sigo en este lugar

rápido insoportable golpe en el cráneo largo silencio tiempo enorme abrelatas nalga o mayúsculas si ya no está TU VIDA IMBÉCIL ALLÁ ARRIBA IMBÉCIL AQUÍ IMBÉCIL de cabo a rabo fragmentos esparcidos diversos órdenes de ideas pero no tanto y para terminar estaría bien alegremente ACASO ME AMAS no o uñas axila y cancíoncilla para terminar estaría bien fin de la
segunda falta la tercera y última el día llega yo llego BOM llega TU BOM yo Bom YO BOM tú Bom nosotros Bom

él llega yo tendré una voz no hay más voz en el mundo que la mía un murmullo logrado una vida allá arriba aquí veré de nuevo mis cosas un poco de azul bajo el barro un poco de blanco nuestras cosas pequeñas escenas cielos sobre todo y caminos

y me veré me atreveré diez segundos quince segundos arrinconado en mi rincón o la noche que llega al fin menos luz un poco menos la buena gente en la cama precipitándome hacía el siguiente el último mucho mejor más seguro serán buenos momentos qué habré tenido yo por buenos momentos allá arriba aquí sino subir al cielo

muestras mi vida allá arriba la vida de Pim estamos hablando de Pim mi vida allá arriba mi mujer stop abrelatas nalga lento al iniciarse después se precipita golpe en el cráneo largo silencio

mi mujer allá arriba Pam Prim ya no sé ya no lo veo ella se afeitaba el sexo lo nunca visto hablo como él hablo hablamos de mí como él paquetitos gramática de insecto ya no puedo pensar en eso después flor en el agujero

hablo como él Bom hablará como yo aquí sólo hay una manera de hablar uno después del otro la voz lo ha dicho habla como nosotros la nuestra de todos cuacuá por doquier después en nosotros cuando eso cese de jadear restos de la voz tenemos nuestra vieja manera de hablar cada cual a su modo según sus necesidades lo que puede se lo calla la voz la nuestra comienza recomienza cómo saber

Pam Prim se hacía el amor todos los días después cada tres días después el sábado después de vez en cuando para liberarse intentar reanudar por el culo demasiado tarde ella cayó por la ventana o se tiró columna rota

en el hospital antes de pasar todos los días todo el invierno ella me perdonó perdonó a todo el mundo al mundo entero se volvió buena Dios la llamó el monte azuleó extraña idea pero no mala morena entonces en el lecho de muerte brotó de nuevo

las flores sobre la mesita de noche ella no podía volver la cabeza veo las flores las sostengo ante sus ojos las cosas que hay que ver mano derecha mano izquierda delante de sus ojos eso era mi visita durante este tiempo ella perdonaba margaritas del latín perla es todo cuanto pude encontrar

cama de hierro esmaltada de blanco cincuenta de largo todo era blanco alto con patas yo veía bastante el amor ver los muebles de otros y no al ser amado figúrate sentado a los pies de la cama en el borde sosteniendo el recipiente aflautado verdoso los pies en el vacío las flores entre nosotros dos el rostro a través de ellas que ya no sé cómo era salvo que estaba intacto blanco como el yeso no había tomado nada mi mirada erraba serían una veintena

al salir de allí el camino desciende bordeado de árboles millares todos iguales misma esencia nunca supe cuántos kilómetros de rampa recta nuca la vi curvarse allá arriba el invierno la capa de hielo las ramas negras grises de escarcha allá arriba al final muriendo perdonando muy blanca

el acebo que ella había implorado las bayas no importa un poco de color un poco de verde tanto blanco de hiedra no importa decirle que no puede encontrar encontrar las palabras los lugares ella debió de hacerlo en verano julio ah encontrar las palabras decirle los lugares donde busqué pie izquierdo pie derecho un paso adelante dos hacia atrás

mi vida allá arriba lo que yo hacía en mi vida allí arriba un poco de todo todo intentando después abandonado eso marchaba lo mismo siempre un agujero una ruina siempre para comer nunca dotado para nada no hecho para estas martingalas errar por los rincones y dormir cuanto quería lo tuvo todo menos ir al cielo

papá ninguna idea en la construcción quizás alguna parte caída del andamiaje en el culo no el andamiaje que cayó le aterrizó en el culo cien kilos muerto reventado debía ser él o el tío Dios lo sabe

mamá tampoco columna de jade biblia invisible en la mano negra que el lomo dorado rojo el dedo negro dentro salmo ciento y algo oh Dios el hombre sus días como la hierba la flor el viento allá arriba en las nubes el rostro blancura de marfil labios bisbiseantes por lo bajo es posible

nadie nunca conocido a nadie siempre huido acosado hacia otra parte otros lugares mi vida allá arriba lugares caminos cortos lugares caminos largos los más cortos o mil rodeos los más seguros siempre de noche menos luz un poco menos A en B B en C home al fin lugar seguro caer dormir

primeros ruidos no murmullos entrechocar de hierro no mirar cabeza entre los brazos ojos contra la tierra macfarlán por encima de todo volver la cabeza cubierta por la capa una rendija abrir los ojos rápido cerrarlos cerrar la rendija esperar la noche

B en C C en D de infierno en home infierno en home en infierno siempre la noche Z en A olvido divino basta

acaso él pensaba pensábamos lo suficiente para hablar para escuchar ni siquiera una coma una boca una oreja viejas malignas la una contra la otra llevarse el resto meterlo en un tarro terminar ahí si tiene un final el monólogo

soñemos pues eso al menos pero no soñarme yo yo Pim Bom por llegar pensarme ah

solo Pim completamente solo antes de mí su voz de vuelta hablaba como yo tercera parte como yo murmuro en el barro lo que oigo en mí cuando eso cesa de jadear restos si al menos yo hubiera preguntado imposible yo no sabía yo no hablaba todavía él no hubiera sabido ENTONCES ENTONCES yo no sé no sabré no he preguntado no se me preguntará

mi voz se va volverá mi primera voz allá arriba tampoco la vida de Pim allá arriba nunca estuvo jamás habló a nadie nunca completamente sólo palabras mudas ningún sonido breves movimientos de la parte inferior confusión cómo saber

si Bom no llegara si tan sólo eso pero entonces cómo terminar esta nalga la mano que desaparece buscando a tientas la imaginación pues y la continuación y esta voz sus consuelos sus promesas la imaginación querido fruto querido gusano

todo eso siempre cada palabra como la oigo en mí que estuvo fuera cuando eso cese de jadear y el murmullo en el barro restos la recobro cada palabra siempre ya no la diré y ahora qué para terminar acaso hay otra cosa antes de seguir terminar la segunda falta la tercera y última sí solo está solo

solo y el testigo inclinado sobre mi nombre Kram inclinado sobre nosotros de padres a hijos a nietos sí o no y el escriba nombre Krim generaciones de escribas llevando la escribanía un poco aparte sentado de pie no se dice sí o no muestras estractos

breves movimientos de la parte inferior del rostro ningún sonido o demasiado débil

diez metros una hora cuarenta y seis metros por hora o dicho de otro modo diez centímetros por minuto cuatro dedos un poco más recuerdo mis días la anchura de la mano mi vida como una nada el hombre sólo un suspiro

se empeña en abrir la lata no se ha visto de qué cambiar nuestras lámparas renuncia mete de nuevo lata y abrelatas en el saco muy sosegado

dormido seis minutos aliento entrecortado partido al despertar seis metros un poco más una hora doce se hunde

fin del séptimo año de inmovilidad principio del octavo breves movimientos del hocico parece comer el barro

tres de la madrugada empieza a murmurar pasada mi sorpresa puedo captar algunos restos Pim Bim nombre propio verosímilmente imaginarios sueños cosas recuerdos imposibles vidas todo en plural pase lo que pase he ahí a mi primogénito vieja cantera adiós

silencios monstruos tiempos enormes nada perfecto releí las notas del abuelo pasatiempo principio del murmullo su último día el afortunado asistir a eso de qué sirvo

releí nuestras notas pasatiempo más sobre mí que sobre él apenas si farfulla desde hace un año pierdo los nueve décimos se va tan rápido suena tan débil va tan deprisa dura tan poco me precipito se acabó

no se mueve más que un muerto y prohibido perderlo de vista para qué sirve Krim dice que va a reventar yo también no nos atrevemos a soltar alegremente reventar es la única solución

ayer en el cuaderno del abuelo el lugar donde desea morir desmayo felizmente honor de la familia pasajero aguantó firme hasta la jubilación yo felizmente el aburrimiento la inactividad déjenme reír cuestión de carácter y el oficio en la sangre

me acuesto a su lado feliz innovación mejor también así para vigilarlo ni un estremecimiento se me escapa que sentado en el banquillo como los antiguos como papá y tal como está menos al ojo que al oído si me atrevo claro falta de iniciativa

Krim tieso como un roble en su pupitre entregado a su quehacer bic a la luz al acecho de lo mínimo no es trabajo lo que falta si alguna vez invento algo habrá que ocuparse de ello sino la muerte

un cuaderno para el cuerpo pedos inodoros mierda ídem barro puro succiones estremecimientos pequeños espasmos de la mano izquierda en el saco temblores de la parte inferior sin sonido movimientos suaves reposados de la cabeza el rostro que se despega del barro la mejilla izquierda o derecha y la mejilla que se pone en su lugar izquierda o derecha la
mejilla izquierda o el rostro según el caso de nuevo a mi juicio buena señal para mí me recuerda que

Kram Séptimo en las últimas quizá la cabeza más blanca que la funda de la almohada y yo era sólo una mierda será el fin por fin la agonía larga calma y yo feliz elegido un cuaderno para todo eso de todos modos puede leerse prueba ocho de mayo fiesta de la victoria impresión de que se hunde Krim me llama loco

un segundo para el tartajeo de palabra en palabra yo capto apenas un tercio para mis comentarios ya que hasta ahora todo mezclado en el mismo azul amarillo y rojo respectivamente bastaba pensarlo

bañado en la luz de mis lámparas con la piel empapada él refunfuña contra la oscuridad estaría ciego probable abre a veces los grandes ojos inmensos azules y de un compañero yo no veo nada en su cabeza la oscuridad el amigo

prohibido tocarlo podríamos ayudarle Krim quiere pasar por encima de la prohibición limpiarle las nalgas al menos enjugarle el rostro qué arriesgamos nadie lo sabrá nunca se sabe mejor no

soñado con el gran Kram Noveno el más grande de todos nosotros hoy no conocido lástima mí abuelito lo recordaba loco furioso antes del límite levantado a la fuerza atado como un salchichón Krim desaparecido no visto nunca más

él el primero en tener piedad sin ningún efecto felizmente honor de la familia suprimir el banquillo enojosa innovación no retenida y la idea de los tres cuadernos no seguida dónde está la grandeza ahí está

rico testimonio impugnable de acuerdo por lo demás sobre todo el cuaderno amarillo eso no la voz de aquí aquí para abandonarme no decir nada cuándo nada

azules los ojos los veo vieja piedra quizá nuestra nueva luz del día de acuerdo el amigo en la cabeza y la oscuridad evidentemente y la voz su voz la de todos yo no oigo nada y qué todos mierda soy el decimotercero que lleva este nombre

allí aún evidentemente cómo saberlo nuestros sentidos nuestras claridades cuál es la prueba y si yo trece vidas aquí digo trece pero ya antes desde quién sabe cuándo cuántas otras dinastías

esta voz es desdichada por momentos me parece escucharla y mis faros se apagan Krim me llama loco

algo más de dos años tirando después remontarse ah no acostarme si pudiera acostarme no moverme más soy capaz desmayo pasajero por piedad ir un poco más lejos si existe un poco más lejos sólo se conoce este pequeño campo iluminado en otro tiempo se movía está en el libro un poco más lejos en el barro la oscuridad caer mi primogénito muriendo en su nieto tu papá su abuelito desapareció dentro nunca lo vieron de nuevo piénsalo cuando llegue tu hora

cuadernillo aparte esas notas íntimas cuadernillo mío efusiones del alma día tras día está prohibido un solo gran libro y todo dentro de él Krim se imagina que dibujo qué paisajes rostros amados olvidados

basta fin de los extractos sí o no sí o no no ningún testigo ningún escriba solo y sin embargo lo oigo lo murmuro completamente solo en la oscuridad el barro y sin embargo

y ahora para continuar para terminar para conseguirlo todavía algunas pequeñas escenas la vida allá arriba en la luz así llega palabra por palabra últimas escenas lo lanzo lo detengo golpe en el cráneo imposible oírlo aún o él se detiene imposible decirlo lo uno o lo otro abrelatas en seguida o no a menudo no y silencio reposo

se ha callado lo he hecho callar lo he dejado callarse lo uno o lo otro no especificado la cosa se detiene silencio largo más o menos no indicado largo reposo más o menos lo lanzo abrelatas o mayúsculas según si no nunca una palabra nueva continuación así a continuación

los blancos son los agujeros si no eso fluye más o menos más o menos grandes los agujeros hablamos de agujeros imposible indicar no vale la pena los reconozco espero la continuación o me equivoco y abrelatas o abrelatas sin embargo eso lo ayuda a salir no indicado tal cual como llega palabra por palabra para continuar terminar poderlo terminar segunda parte falta la tercera y última

qué país todos los países sol de medianoche noche de mediodía todas las latitudes todas las longitudes

todas las longitudes

qué hombres todo el espectro del negro al blanco todos intentados después renunciado eso marchaba la misma cosa demasiado vaga perdón piedad regreso para morir al país natal la veintena salud de acero allá arriba en la luz mí vida ganada mi vida todo intentado la construcción sobre todo marchaba todas las ramas el yeso sobre todo otra vez encontrado Pam creo

el amor nacimiento del amor crecimiento decrecimiento muerte esfuerzos para resucitarlo por el culo conjugados vanos de nuevo por el cono vanos arrojada por la ventana o caída columna rota hospital margaritas mentiras respecto al muérdago perdón

nacía el día no la noche menos luz un poco menos nacía la noche el día enterrarme un agujero una ruina país sembrado de ruinas todas las edades ni perro espinal o spinal dog me lamía las partes Skom Skum pasó por debajo de un volquete no estaba en sus cabales columna rota qué hacer qué hacer

vida pequeñas escenas justo el tiempo de ver colgaduras que se corren pesado vaivén de terciopelo negro qué vida de quién diez años doce años dormido al sol al pie del muro polvo blanco espeso de una palmera azul nubes otros detalles silencio que cae de nuevo

qué sol de qué he hablado no importa he hablado era preciso visto algo llamado eso allá arriba dice que era así que era yo diez años doce años dormido al sol en el polvo para tener la paz la tengo la he tenido abrelatas nalga escena palabras siguientes

mar bajo la luna salida del puerto tras el sol la luna luz siempre día y noche montoncillo detrás y todos los que yo veo todas las edades la corriente me lleva el reflejo esperado busco una isla home al fin caer no moverme ya un paseo al atardecer hasta la orilla del mar después volver
caer dormir despertar en el silencio ojos que pueden permanecer abiertos vivir viejo sueño de cangrejos de algas

atrás alejándose tierra de hermanos y luces que se apagan montaña si me vuelvo las olas entrechocan con más fuerza él cae caigo de rodillas repto hacia adelante entrechocar de cadenas es quizás otro otro viaje confusión con otro qué isla qué luna se dice lo que se ve los pensamientos a veces que van con ella desaparece la voz continúa algunas palabras puede detenerse puede continuar no se sabe de qué depende no se dice

de qué las uñas que pueden continuar la mano muerta algunos milímetros un poco larga la vida para dejarles la cabellera la cabeza muerta un aro que un niño hace rodar yo más arriba que él caigo desaparece el aro rueda aún pierde velocidad se tambalea cae desaparece el paseo está tranquilo

imposible continuar yo hablamos de mí no de Pim Pim está acabado ha acabado yo ahora en la tercera no Pim una voz mía que dice eso esas palabras imposible continuar y Pim que Pim nunca ha existido y Bom que espero para acabar estar acabado también que Bom no existirá nunca ni Pim ni Bom y la voz cuacuá la nuestra de todos tampoco nunca ha existido una sola voz la mía nunca la de otro

todo eso no Pim yo que murmuro todo eso una voz solo mía inclinado sobre mí anotando una palabra de cada tres dos de cada cinco de generación en generación una palabra de cada sí o no pero sobre rodo continuar imposible por el momento absolutamente es lo esencial incluso una locura lo oigo lo murmuro en el barro al barro locura locura deten tu renacer vuelve a llevarte el barro contra tu rostro los niños lo hacen en la arena a la orilla del mar en los campos los menos afortunados

todo apretado alrededor lo habrías hecho de niño en los arenales también tú el barro por encima de las sienes sólo se ven tres pelos grises vieja peluca tirada a la basura falso cráneo mohoso y descanso nada puedes decir cuando los tiempos acaben quizás acabes tú también

todo eso el tiempo de decir todo eso mi voz una voz mía no así más queda menos clara pero la oigo y vuelta a Pim donde abandona segunda parte puede todavía terminar es preciso es mejor falta sólo una tercera dos quintas después la última sólo la última

F pues muy profunda haz de luz rápidamente al fin allá arriba lo último último cielo esta mosca quizá resbalando sobre el cristal sobre la cortina todo el verano ante ella o mediodía gloria de colores tras el cristal en el hueco de la caverna y los velos que llegandos velos uno por la izquierda otro por la derecha que llegan se juntan o uno que desciende el otro que sube o superficie cortada en diagonal del ángulo superior izquierdo o derecho inferior derecho o izquierdo uno dos tres y cuatro que llegan se juntan

un primer par después otro por encima cuantas veces sea preciso o una primera un dos tres o cuatro una segunda dos tres cuatro o una tercera tres cuatro uno o dos una cuarta cuatro uno dos o tres cuantas veces sea preciso

para qué para ser feliz para que los ojos dilatados las pupilas anochezca en pleno día antes la mosca del alba las cuatro las cinco el sol sale su día empieza la mosca hablamos de una mosca su día su verano en el cristal la cortina su vida lo último último cielo

F pues bien profunda rápido al fin allá arriba la luz mí palmada y uña en la piel para la barra superior de la I romana cuando de repente demasiado pronto demasiado pronto algunas pequeñas escenas todavía de repente tacho una cruz encima muy profunda San Andrés del Mar Negro y abrelatas es decir aún tengo esas salidas

mí vida aún allá arriba en la luz en el saco se agita se apacigua se agita aún a través de la trama raída la luz que pasa menos blanca ruidos secos siempre lejanos pero menos es el atardecer él sale del saco muy pequeño todavía yo estoy todavía allí el primero siempre yo después los otros

qué edad Dios mío cincuenta sesenta ochenta encogido de rodillas nalgas contra los talones manos en el suelo separadas como pies está muy claro dolor en los muslos el culo se levanta la cabeza oscila roza la paja es mejor ruido de escoba la cola del perro queremos irnos a casa por fin

mis ojos se abren demasiada luz aún veo cada paja se golpea tres o cuatro al menos martillos tijeras cruces quizás o algún otro ornamento

a cuatro patas alcanzo la puerta alzo la cabeza pero si espío por una rendija iré así al fin del mundo al fin del mundo de rodillas haré el camino de rodillas brazos patas delanteras ojos a dos dedos del suelo el olfato me devuelve mis risas en climas secos levantan el polvo de rodillas la longitud de las pasarelas en los entrepuentes con los emigrantes

luz malva homérica onda malva entre las calles los murciélagos salen nosotros todavía no somos tan tontos yo soy el cerebro ruidos siempre lejanos siempre menores es el aire del atardecer quien lo deseo es necesario comprender esas cosas y más tarde lo que se acerca es sólo un rechinar de ruedas aproximándose llanta con bandas de hierro dando tumbos
sobre los guijarros traen quizá la cosecha pero entonces los cascos

no importa heme aquí de nuevo sigo de rodillas siempre las manos juntas ante el rostro extremos de los pulgares unidos ante el extremo de la nariz extremos de los dedos unidos en la coronilla o vértice contra la puerta se ve la actitud sin saber qué decir a quién implorar no importa es la actitud lo que cuenta es la intención

como permanezco así será de noche un día todo dormirá nos deslizaremos fuera cola que barre la paja él no está en sus cabales ahora debo pensar yo por los dos he aquí las cortinas que llegan muy queridas desde la izquierda desde la derecha nos eclipsan después el resto toda la puerta que pasa vida allá arriba pequeña escena yo no habría podido imaginarla yo
no habría

golpe en el cráneo para qué la autopsia después qué después qué intentaremos ver después últimas palabras vivamente algunas palabras ME AMAS IMBÉCIL no desaparición de Pim fin de la segunda falta la tercera y última no se puede continuar continuamos podrá la misma cosa detenerse detener eso es pero no es posible continuar no es posible detenerse detener

así pues Pim se detiene la vida allá arriba en la luz no pudiendo yo más consintiendo yo o golpe en el cráneo no pudiendo yo más lo uno o lo otro y después que él yo voy a preguntarle pero ante todo yo cuando Pim se detiene en qué me convierto pero primero los cuerpos pegados costado contra costado yo al norte vaya está bíen para los troncos las piernas pero las manos cuando Pim se detiene dónde están qué hacen los brazos las manos

su brazo derecho allá abajo a la derecha eje de la clavícula o cruz de San Andrés del Volga el mío alrededor de sus hombros su cuello no lo veo bien para los brazos derechos y sus manos no lo veo no se dice de modo conveniente y las otras las izquierdas los brazos hablamos de nuestros brazos extendidos ante nosotros las manos juntas en el saco está bien para los cuatro brazos las cuatro manos pero juntas cómo tocándose sólo o juntas

juntas pero juntas cómo como en un apretón de manos no pero la suya plana la mía bajo los dedos encorvados deslizados entre los suyos las uñas contra la palma es la posición que acabaron por adoptar está claro bueno y paréntesis la visión de repente demasiado tarde un poco tarde de modo que mis órdenes por otra vía más humana

mis exigencias por otro juego de señales muy diferente más humano más fino de mano a mano en el saco las izquierdas uñas y palma rascaduras presiones pero no siempre la derecha golpe en el cráneo garras en la axila para la canción hierro del abrelatas en la nalga mango que oprime el riñon palmada a horcajadas e índice en el agujero todo lo necesario hasta el final
lástima bueno y las cabezas

cabeza contra cabeza fatalmente mi hombro derecho sobre su hombro izquierdo lo tengo todo debajo pero al revés cómo como dos viejos jamelgos enganchados juntos no pero la mía mi cabeza el rostro en el barro el suyo sobre la mejilla derecha su boca contra mi oreja nuestros pelos entremezclados impresión de que para separarnos hubiera sido necesario cortarlos bueno eso por lo que respecta a los cuerpos los brazos las manos las cabezas

eso pues nos pasó él yo volvemos a caer en el pasado en esta posición cuando Pim se detuvo no pudiendo más yo consintiendo o golpe en el cráneo no pudiendo más voy a preguntarle pero yo yo

pregunta lo que él acaba de decir antes que yo de escuchar en esta voz arruinada de haber estado tanto tiempo muerta el tercio los dos quintos o entonces todo cada palabra pregunta si allí cuando ella se detiene si allí dentro en algún lugar tema de reflexión oración sin palabras contra la puerta de un establo larga elevada helada hacia la que lo perdona todo demasiado tarde aquí todavía la noche a lo largo del agua estancada en el pequeño mar pobre en islas o entonces algún otro viaje allí con qué engañar un momento de esta vasta estación o nada sólo un poco de agua para la sed que se bebe y buenas noches respuesta sólo un poco de agua estancanda la beberé con gusto a esta hora

y pregunta lo que voy a preguntarle ahora voy a poder preguntarle aún ocuparme de ello aunque sólo sean unos segundos serán buenos segundos respuesta ya no pregunta por qué respuesta porque ah sí la razón me queda todo lo que le he preguntado y sólo sé acaso solamente sé que está allí todavía medio en mis brazos pegado a mí con todo su pequeño largo saber eso al menos y en ese cuerpecito sin edad negro de cieno cuando el silencio se cierra de nuevo hay sentimiento aún suficiente para que esté todavía allí

conmigo alguien aún allí conmigo y yo aún allí extraño voto cuando el silencio es allí suficiente aún como para poder preguntarme aunque sólo sea por algunos segundos si aún respira o si tengo en los brazos un auténtico cadáver intorturable a partir de ahora y esta tibieza bajo mi brazo contra mi costado es barro solamente que permanece tibio lo hemos visto las palabras os hacen ver el paisaje hay con ellas extraños viajes

marchemos todavía alegres pues empuja tira si tan sólo un arenque de vez en cuando un camarón serían buenos momentos ay ya no está allí el camino ya no pasa por allí las latas en el fondo del saco cerradas herméticamente al vacío conteniendo sus muertos para siempre cerrados la voz se detiene la vida allá arriba en la luz por una u otra razón nosotros incluidos he ahí en lo que uno se convierte

yo en todo caso voy a preguntarle en lo que yo en todo caso me convierto cuando el silencio me detiene luego recomienza he ahí el camino abrelatas o mayúsculas y en los pelos junto a mi oreja la voz arrancada por la fuerza la vida allá arriba un murmullo mango del abrelatas en el riñon más fuerte más fuerte más claro y en qué voy a convertirme cuando ya no la tenga tendré otra cuacuá nuestra voz la de todos no decía eso no sabía después la mía tampoco

no nada yo no decía nada lo digo como lo oigo decía siempre breves movimientos de la parte inferior ningún sonido la voz de Pim contra mi oreja la tendré siempre la vida allá arriba no es posible de otra manera nuestras pequeñas escenas azul el día siempre buen tiempo algunas nubes copos de nieve la noche los astros cuerpos celestes nunca oscuridad a discreción confidencial entre nosotros secretos un murmullo siempre aunque en mi opinión no oigo nunca la pregunta murmuro mi opinión nunca la pregunta debió rozarme la duda mi juicio lo oigo murmuro nunca nunca

en resumen la voz de Pim después nada la vida como nosotros decimos pequeña escena un minuto dos minutos buenos momentos después nada aún mejores sin duda Kram espera un año dos años nos conoce algo ahí no marcha pero sin embargo dos años tres años al fin para Krim están muertos algo ahí no marcha

Krim muertos estás enfermo aquí no se muere y con su largo índice ganchudo Kram estremecido horada en el barro un pequeño túnel hasta la piel después a Krim tienes razón están tibios Krim a Kram papeles cambiados es el barro Kram los dejaremos al aire un año dos años dedo de Kram aún tibios

Krim yo no puedo creerlo tomemos la temperatura Kram es inútil la piel está color de rosa Krim color de rosa está loco Kram están tibios y de color de rosa vaya no somos nada y somos de color rosa buenos momentos sin duda

en resumen una vez más y por todas la voz de Pim después nada nada después la voz de Pim la hago callar basta que se calle para ya no ser por fin la hago empezar de nuevo para ser al fin de nuevo algo ahí se me escapa puesto que yo soy para poder mayúsculas abrelatas fatal lógica de la razón me queda

en una palabra más vivo es ahí donde yo quería llegar heme ahí llegado lo digo como lo oigo más cómo decirlo más vivo no hay nada mejor antes de Pim primera parte más independíente yo veía mis propias imágenes reptaba comía pensaba incluso un poco si se quiere perdía el único abrelatas me aferraba a la especie mil y un pequeños trucos con emociones risas incluso llantos en proporción rápidamente enjugados en una palabra me aferraba

nada tampoco seguramente a menudo nada a pesar de todo muerte color de rosa y tibia yo estaba predispuesto desde la matriz de modo que cada vez esto es menos verdad me conozco desde la matriz eso cesa de jadear lo murmuro

incluso Pim con Pim al principio segunda parte primera mitad primer cuarto más vivo haber sabido como yo lo supe adiestrar como le hice imaginar un sistema parecido después aplicarlo no volveré a hacerlo funcionar mi ruina pues está claro un ojo se entreabre rápidamente vuelve a cerrarse me he visto desde entonces sólo la voz

la de Pim después cuacuá de todos nosotros al fin la mía sola la de todos nosotros la mía sola a mi modo un murmullo en el barro en el aire oscuro enrarecido sólo ondas breves trescientos cuatrocientos metros por segundo breves movimientos de la parte inferior con murmullo temblorcillo a ras del barro un metro dos metros yo tan vivo sólo palabras un murmullo de tarde en tarde

tantas palabras tantas perdidas una de cada tres dos de cada cinco el sonido después el sentido misma proporción o bien ninguna yo lo oigo todo lo comprendo todo y revivo he revivido no digo allá arriba en la luz entre las sombras buscando la sombra digo aquí TU VIDA AQUÍ en resumen mi voz si no es la nada por tanto nada si no es mi voz mi voz pues tantas palabras de un extremo a otro un murmullo como qué primer ejemplo

como que me deja como las otras después nada nada salvo la nada después Bom la vida con Bom las viejas palabras llegadas de lejos a algunas les tiene apego él está a mi izquierda el brazo derecho a mi alrededor la mano izquierda en el saco en la mía la oreja contra mi boca mi vida allá arriba muy quedo algunos viejos podridos de la vieja azul la inmortal mañana llevando al atardecer nombres de otras divisiones del tiempo algunas flores usuales noches siempre demasiado claras digan lo que digan lugares seguros sucesivos homes infernales siempre me tendrá momentos muy quedo a voluntad de la larga peste que no acabó con nosotros después ay solo como una rata de la cabeza a los pies en la oscuridad el barro

o como qué segundo ejemplo ni Pim ni Bom yo solo una sola voz la mía me deja vuelve a mí conmigo o al fin bajo las luces tercer ejemplo y último bajo las luces del observador ideal la boca de repente que se agita y todo su entorno toda la parte inferior la lengua que sale rosada un instante un poco de baba goteante después de repente línea recta labios sumidos ya no hay trazas de mucosa encías que se adivinan firmemente apretadas de un extremo al otro del paladar no se duda de nada pero a dónde he pasado después de repente otra vez después después a dónde voy de tarde en tarde y entre pero primero rápido terminar con la vida en común fin por fin de la segunda sólo falta al fin la última

TU VIDA AQUÍ pausa larga TU VIDA AQUÍ muy honde pausa larga esta alma muerta qué horror puedo imaginarme TU VIDA inacabada pues murmullo luz luz del día y de la noche pequeña escena AQUÍ hasta que haya sangre y alguien arrodillado o en cuclillas en un rincón de sombra principio de escena en la penumbra AQUÍ AQUÍ hasta el hueso la uña se rompe deprisa otra en los surcos AQUÍ AQUÍ aullidos golpe en el cráneo todo el rostro en el barro la boca la nariz sin aliento y más aullidos nunca visto su vida aquí aullidos en el aire oscuro y en el barro de viejo niño inasfixiable bien volvamos a empezar AQUÍ AQUÍ hasta el tuétano los aullidos se beben años solares no hay cifras hasta que al fin bien está visto la vida aquí esta vida él no puede

preguntas pues ACASO ME AMAS IMBÉCIL esta familia vivamente para terminar henos ahí por fin si él recuerda cómo ha llegado no un día se encontró ahí sí como cuando nacemos sí si se quiere sí que si él sabe cuánto hace no ni idea no que si él recuerda cómo ha vivido no siempre ha vivido así sí aplastado en el barro sí la oscuridad sí con su saco sí

nunca una luz no nunca nadie no nunca una voz no yo la primera persona sí nunca movido no arrastrado no algunos metros no comido pausa COMIÓ muy profundo no si sabe qué hay en el saco no nunca tuvo curiosidad no si cree poder morir un día pausa MORIR UN DÍA no

nunca hizo por nadie lo que yo por él animarlo no seguro sí nunca sentir contra la suya otra carne no feliz no desgraciado no que si me siente contra él no sólo cuando lo martirizo entonces sí

si le gusta cantar no pero a veces canta sí siempre la misma canción pausa LA MISMA CANCIÓN sí que si él ve cosas sí a menudo no pequeñas escenas sí en la luz sí pero no a menudo no como si eso se encendiera sí como sí sí

cielo y tierra sí gente excavando por todas partes sí y él allí en alguna parte sí agazapado en alguna parte sí como si el barro se abriera sí o se hiciera transparente sí pero no a menudo no no mucho tiempo no sino la oscuridad sí él llama a eso la vida allá arriba sí por oposición a la vida aquí pausa AQUÍ aullidos bien

no son recuerdos no no tiene recuerdos no no ha estado forzosamente allá arriba no en los lugares que ve no pero ha estado quizá sí agazapado en alguna parte sí rozando los muros la noche sí no puede afirmar nada no puede negarlo no no se puede hablar pues de recuerdos no pero se puede no obstante hablar de eso sí

si él habla consigo mismo no se piensa no se cree en Dios sí todos los días no quisiera morir sí pero no cuenta con ello cuenta con quedarse ahí sí en la oscuridad sí el barro sí aplastado como una chinche sí sin movimientos sí sin pensamiento sí eternamente sí

sí está seguro de lo que dice no no puede afirmar nada no ha podido olvidar muchas cosas no algunas cositas sí lo poco que tuvo sí como haberse arrastrado un poco sí comido un poco sí pensado un poco murmurado un poco para sí solo sí oído una voz humana no no lo habría olvidado no frotado contra un hermano antes de mí no no lo habría olvidado no si él quiere que lo deje sí en paz sí sin mí es la paz sí era la paz sí todos los días no si él cree que voy a dejarle si voy a quedarme ahí sí pegado a él sí para martirizarlo sí eternamente sí

pero él no puede afirmar nada no negar nada no eso pudo pasar de otro modo sí su vida aquí pausa su vida aquí pudo ser de otro modo pausa TU VIDA AQUÍ muy profundo en los surcos aullidos golpe en el cráneo rostro en el barro nariz boca aullidos en el barro bueno está visto él no puede

ALLÁ ARRIBA eso se enciende pequeñas escenas en el barro o recuerdo de las antiguas las palabras encuentra las palabras para la paz AQUÍ aullidos esta vida él no puede o mejor ha podido cómo era antes del otro con el otro después del otro antes de mí lo poco que tuvo casi todo como yo mi vida aquí antes de Pim con Pim cómo era lo poco que tuve todo esto he podido decirlo creo como lo oigo y digo para terminar aleccionado por su ejemplo muy quedo al barro aprisa aprisa pronto yo ya no nunca más nunca tuve a Pim nunca tuve nada de ese poco aprisa pues lo poco que queda aprisa añadirlo antes de Bom antes de que él llegue a preguntármelo cómo era mi vida aquí antes de él lo poco que queda aprisa añadirlo cómo era después de Pim antes de Bom cómo es

aprisa pues fin por fin de la segunda parte cómo era con Pim sólo falta por fin la tercera y última cómo era después de Pim antes de Bom cómo es diciéndolo como lo oigo que un día todo eso cada palabra siempre como lo oigo en mí que estuvo fuera cuacuá nuestra voz la de todos cuando eso deje de jadear y el murmullo en el barro al barro que un día regresará a mí a
Pim porque no se sabe no se habla de la nada de vuelta de la nada la sorpresa de estar solo ya no hay Pim yo solo en la oscuridad el barro fin por fin de la segunda cómo era con Pim sólo falta por fin la tercera y última cómo era después de Pim antes de Bom cómo es he aquí cómo era con Pim

-1961-
(2º Parte)

Samuel Beckett

(Traducción de Ana María Moix,
Ed. Debate, Madrid, 1993)

-Gentileza: Fernando Belottini-


Samuel Beckett (Dublín, 1906-París, 1989) Novelista, dramaturgo y poeta irlandés. Estudió en la Portora Royal School, una escuela protestante de clase media en el norte de Irlanda, y luego ingresó en el Trinity College de Dublín, donde obtuvo la licenciatura en lenguas romámicas y posteriormente el doctorado. Trabajó también como profesor en París, donde escribió un ensayo crítico sobre Marcel Proust y conoció a su compatriota James Joyce, del cual fue traductor y a quien pronto le unió una fuerte amistad. En 1930 regresó a Dublín como lector de francés de la universidad, pero abandonó el trabajo al año siguiente, tras lo cual viajó por Francia, Alemania e Italia, desempeñando todo tipo de trabajos para incrementar los insuficientes ingresos de la pensión anual que le enviaba su padre (cuya muerte, en 1933, supuso para el escritor una dura experiencia), hasta que en 1937 se estableció definitivamente en París. En 1942, y después de haberse adherido a la Resistencia, tuvo que huir de la Gestapo para afincarse en el sur de Francia, que estaba libre de la ocupación alemana, donde escribió su novela Watt. Finalizada la contienda, se entregó de lleno a la escritura: terminó la trilogía novelística Molloy, Malone muere y El innombrable, y escribió dos piezas de teatro. Aunque utilizaba indistintamente el francés o el inglés como lenguas literarias, a partir de 1945 la mayoría de su producción está escrita en francés, y él mismo vertió sus obras al inglés. La difícil tarea de encontrar editor no se resolvió hasta 1951, cuando su compañera, Suzanne Deschevaux-Dumesnil, que más tarde se convertiría en su esposa, encontró uno para Molloy. El éxito relativo de esta novela propició la publicación de otras, y en especial dio pie a la representación de Esperando a Godot en el teatro Babylone de París; el resonante éxito de crítica y público que obtuvo la obra le abrió las puertas de la fama. Su ruptura con las técnicas tradicionales dramáticas y la nueva estética que proponía le acercaban al rumano E. Ionesco, y suscitó la etiqueta de «anti-teatro» o «teatro del absurdo«. Se trata de un teatro estático, sin acción ni trucos escénicos, con decorados desnudos, de carácter simbólico, personajes esquemáticos y diálogos apenas esbozados. Es la apoteosis de la soledad y la insignificancia humanas, sin el menor atisbo de esperanza. Se considera en general que su obra maestra es Esperando a Godot (1953). La pieza se desarrolla en una carretera rural, sin más presencia que la de un árbol y dos vagabundos, Vladimir y Estragón, que esperan, un día tras otro, a un tal Godot, con quien al parecer han concertado una cita, sin que se sepa el motivo. Durante la espera dialogan interminablemente acerca de múltiples cuestiones, y divagan de una a otra, con deficientes niveles de comunicación. En otra de sus piezas, Días felices (1963, escrita en inglés en 1961), lo impactante es su original puesta en escena: la cincuentona Winnie se halla enterrada prácticamente hasta el busto en una especie de promontorio. Habla y habla sin tregua, mientras su marido Willie, siempre cerca pero siempre ausente, se limita a emitir de vez en cuando, como réplica o asentimiento, un gruñido. Winnie repite a diario los mismos actos, recuenta las pertenencias de su bolso, siempre idénticas, y, sobre todo, recuerda las mismas cosas triviales e intrascendentes, pero que constituyen sus «días felices». El teatro de Beckett adquiere tonos existencialistas, en su exploración de la radical soledad y el desamparo de la existencia humana y en la drástica reducción del argumento y los personajes a su mínima expresión, lo cual se refleja así mismo en su prosa, austera y disciplinada, aunque llena de un humor corrosivo. En el año 1969 fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura.



2 comentarios:

finaestampadeunadepresiva dijo...

Estoy emocionada de encontrar este blog tan completosobre literatura, y por si fuera poco, de música.
Chapeau a sus miembros.

Marcelo dijo...

Gracias, Solange. Volvé cuando quieras. Un gusto.