viernes, 9 de octubre de 2009

AÑOS


A esta edad en que todos

sueñan con una casa,
educar unos hijos
o cuidar unas plantas,

yo, con varias arrugas
y con algunas canas,
sólo pienso en correr
por mares y montañas.

Cambiaría mis muebles,
mis libros y mis armas,
por un tren incansable,
por una nave blanca.

Creí que mi inquietud
con la edad se calmara:
la luna al elevarse
se va poniendo clara.

Y sólo he conseguido
agregar nuevas ansias
al fuego de los veinte,
al candor de la infancia.

Aun estoy en la orilla
pero mirando al agua:
afilado de proas,
erguido de mesanas.

(1925)


Baldomero Fernández Moreno (Buenos Aires -1886-1950)


No hay comentarios: