sábado, 3 de octubre de 2009

LA HORA DE LA MUERTE














Oscuro es en otoño el color del cielo.

Una luz en los ojos de un caballo negro;
El agua es seca, se marchitan los lirios,
El corazón se vacía.
Sin dioses y sin ayuda,
Junto a su ventana una mujer ha muerto.
El blanco cielo era invisible.
El blanco viento era frío.
Cuando frente a la ventana lavó sus cabellos
Su brazo era como una rama, y suave
Se desvanecía el sol matutino,
Y gota a gota descendía el sonido del agua.
Ningún ruido en las calles,
Se confundían las voces de los niños.
Más, dime, ¿qué sucederá con su alma?
¿Adelgazará hasta tornarse nada?


Chuya Nakahara



Chuya Nakahara. Poeta japonés, nacido en Yamaguchi, en 1907. Escribió dentro del período de Shōwa. Se inició escribiendo Tankas, que luego combinó en distintas estrofas con el Haiku, lo que le valió que muchos de sus poemas se transformaran en letras de canciones. En Tokio conoció la poesía simbolista francesa y fue influido por el estilo de vida de Rimbaud. Murió a los 30 años de una meningitis cerebral, en 1937. Durante su vida sólo publicó una antología de sus poemas: Goat song, en 1934. Y en publicación póstuma: "Songs of Bygone Days".



No hay comentarios: