miércoles, 21 de octubre de 2009

Los criollos son vagos...













XXV

Mi padre dijo:
Los criollos son vagos.
Yo lo amé.
Levantó la casa aró sembró
Y se echaba de bruces en la tierra para ver crecer los pastos.

Pero en invierno sequía, en octubre granizo, en el verano langostas.
Y otra vez la siembra, la espera, la sequía. El desalojo.
Y Pablo que se muere. Y el silencio.
Y con el silencio, el vino.
Después de todo eso, el vino.

A veces apoyaba sus manos callosas sobre esta mesa blanca
de pino
Me miraba desde lejos y decía:
¿Cómo aguantás, vos, Lucía?
Y las lágrimas le mojaban las manos.

(Poemas. Alción editora, 1987)


Glauce Baldovin

Glauce Baldovin nació en Río Cuarto, Pcia. de Córdoba, Argentina, 1928. Formó parte del consejo de redacción de la revista Mediterránea, publicada entre los años 1952 y 1958. Fue codirectora de la revista Vertical, que se editó en Río Cuarto entre 1951 y 1957, y secretaria de redacción de Hoy en la cultura, publicada en Buenos Aires entre 1962 y 1966. De su fecunda obra poética se publicaron Poemas (Libro de Lucía, El fuego y El combatiente), Alcion 1987, y a partir de entonces siempre en Ediciones Argos, El libro de la soledad (1989), De los poetas (1991), Libro del amor (1993), Con los gatos el silencio (1994), Libro de la soledad-Nuestra casa en el Tercer Mundo (1995), Poemas crueles (1996), Libro de María/Libro de Isidro (1997), Yo Seclaud (1999) y El rostro en la mano (2006). Mucha de su obra permanece inédita. Coordinó talleres de escritura. Se casó y tuvo dos hijos, uno de ellos secuestrado y muerto por la dictadura. Padeció el alcohol e internaciones psiquiátricas. Con una obra polémica, de estética arriesgada y fuerte contenido social, Glauce Baldovin se diferenció notablemente de antecesoras y contemporáneas y marcó de un modo liminar la poesía de Córdoba. Actualmente, un concurso de poesía inédita provincial, lleva su nombre. Murió en Córdoba, en 1995.

(Selección y biografía: María Teresa Andruetto)

No hay comentarios: