lunes, 19 de octubre de 2009

La araña




Una paciente araña silenciosa,

la vi sobre el pequeño promontorio donde estaba, aislada.
Vi cómo exploraba el vasto vacío en torno
lanzando de sí misma un filamento tras otro, y otro, y otro,
devanándolos incesante, incansable, velozmente.

Y tú, oh mi alma, estás allí,
rodeada, solitaria en los inmensurables océanos del espacio,
cavilando sin cesar, aventurada, lanzándote, buscando conexión con las esferas,
hasta que se forme el puente necesario,
hasta que la dúctil ancla ancle,
hasta que el sutil hilo que lanzas prenda en algo, oh mi alma.




Walt Whitman ( EE UU, West Hills 1819 - Camden, 1892)


(Traducción de Mirta Rosenberg
y Daniel Samoilovich)
A Noiseless Patient Spider

A noiseless patient spider,
I mark'd where on a little promontory it stood isolated,
Mark'd how to explore the vacant vast surrounding,
It launch'd forth filament, filament, filament, out of itself,
Ever unreeling them, ever tirelessly speeding them.

And you O my soul where you stand,
Surrounded, detached, in measureless oceans of space,
Ceaselessly musing, venturing, throwing, seeking the spheres to connect them,
Till the bridge you will need be form'd, till the ductile anchor hold,
Till the gossamer thread you fling catch somewhere, O my soul.



4 comentarios:

bea dijo...

¿Ves Marcelo, que la vida cotidiana NUNCA es trivial?

¿Ves que lo trivial pude ser o NO el TEXTO que intenta registrarla?

Este maravilloso poema pertenece al tipo de textos que dicen la vida cotidiana con su máxima riqueza.

Muy diferente de otros textos que empobrecen la vida mostrándola bajo una percepción banal aunque prolija en lo formal.

Tu blog es una joya.
Saludos cordiales.
bea

Marcelo dijo...

Hola Bea. Me gustaría saber quién sos. Saber con quien estoy debatiendo, porque mientras estábamos de acuerdo no hay problemas con el anonimato, pero cuando aparecen algunas diferencias, la cosa cambia. Vos tenés ventaja, en ese sentido.
Y una pregunta más: ¿el poema de las ciruelas -"Esto es sólo para decir..."- de Williams, también te parece que "empobrece la vida"? Por las dudas, te adelanto que ese poema también está publicado aquí.
Gracias por los palos y las flores.

bea dijo...

hola Marcelo,
yo soy bea, no hay nada anónimo en mí.
No sé si agregar mi apellido me hará menos anónima ante vos, no creo , ya que sólo va a ser mi apellido, pero ahí va :soy BEATRIZ ALICIA MORERA, si es que el ser de alguien , en este caso el mío, puede consistir en su nombre.

No sé cuál puede ser mi ventaja en lo que considero un intercambio de opiniones, gustos , matices, entre dos personas (vos y yo ) a quienes el tema de la poesía apasiona.
En lo que comento no hay ni la sombra de lo que vos llamás"PALOS",salvo que disentir contigo sea considerado "palos" por vos.
Y en realidad, mi intención no es discutir ni disentir con vos, sino acercar mi opinión acerca de lo que leo.
Hasta el poema "MIRTA", de Mariana Suozzo, no hubo ningún texto que motivara en mí el rechazo. Creo que no es obligatorio gustar de todos lo poemas.
Voy a leer detenidamente el poema que me sugerís, no porque no lo haya leído ya , sino para releerlo a la luz de estos intercambios.

Por ahora dejo aquí, reiterando mi admirada valoración de tu trabajo , que conjuga enseñanza y creación, (y no son "flores")
cariños
bea

Marcelo dijo...

Bueno, ventaja en el sentido de que sabías quién soy yo, aparte con entrar a mi perfil nomás, te enterás de un montón de cosas más. Pero con tu nombre me alcanza, Beatriz, aunque no te conozca ni sepa nada más. No hay nada que nos identifique más que nuestro nombre, verdad?
Por supuesto que no vamos a coincidir en TODOS los poemas que publico. Lo curioso era -es- que no tengamos mayores diferencias aún. Vos misma decís que no, que se trata sólo de ese texto de Suozzo y ese "en particular", porque de los otros poemas de ella que publiqué, no decís nada, así que infieron que estarán -también- entre los que te gustan o te parecen buenos. No sé si tiene demasiado sentido seguir defendiendo un poema, del que ya te di mis razones de los motivos por los cuales me parece bueno. Sigo creyendo que la trivialidad es parte de nuestra condición cotidiana y que la escritura se encarga -o no- de volverla digna de nuestra atención de lectores. Lo que decís de la percepción "banal" en ese poema "Mirta" no me parece: te invito a releerlo y vas a ver que en realidad, Mariana, usa una percepción muy sutil para desarrollar una especie de monólogo interior acerca de un diálogo imposible con la vecina -esa vecina o vecino molestos que todos hemos padecido alguna vez-. Y no es la única que a la hora de escribir, parte de elementos insignificantes o intrascendentes. Lo mismo hicieron todos los minimalistas. No? Whitman, no claro, no es trivial, desde el momento que compara una araña con el "alma", palabra de alto voltaje poético. De algún modo se trata siempre de dos registros: Uno bajo y otro alto, no te parece?
Sí, claro, lo de "palos" y "flores" era en solfa.
Gracias por tus comentarios, Beatriz.
Un abrazo.