sábado, 23 de mayo de 2009

AÑO



Provistos ahora, pero quietos

se exponen macetas y floreros,
se cuelga la uva. Lo otro es desconocido, lo otro
estaba y está encerrado en este cielo opaco
donde un lumen vinoso se endurece
y el grito del pinzón es ya de hielo.

Es aquí, es en estas obras apacibles
y claras donde transcurre y arde
lo que deberé perder, sin poseerlo.
El tiempo pasado y futuro se equilibran...
Yo, sea como sea, he venido aquí, avanzo
desde no sé qué tiempos, ardo, espero;
sin fin me convierto en lo que soy,
encuentro reposo en esta luz vacía.

(Traducción de Coral García)

Mario Luzi (Italia, Florencia, 1914)





No hay comentarios: