sábado, 16 de mayo de 2009

AUGURIOS DE INOCENCIA
















Para ver un mundo en un grano de arena,
y un cielo en una flor silvestre,
sujeta el infinito en la palma de tu mano,
y la eternidad en una hora.

Un petirrojo en una jaula
despierta la furia de los cielos.
Un palomar repleto de palomas y pichones
estremece cada región del infierno.
Un perro hambriento en la puerta de su amo
predice la ruina del Estado.
Un caballo maltratado en la carretera
reclama al cielo sangre humana.
Cada súplica de la liebre perseguida
desgarra una fibra del cerebro.
Una alondra en el ala herida,
un querubín deja de cantar.
El gallo de riña armado para la pelea
asusta al sol naciente.
Cada aullido del lobo y del león
despierta un alma humana del infierno.
Los ciervos salvajes, vagando aquí y allá,
sustraen al alma humana del cuidado.
El cordero sacrificado engendra luchas públicas,
y sin embargo, perdona el cuchillo del carnicero.
El murciélago que revolotea al final de la víspera
abandona al cerebro incrédulo.
El búho que invoca la noche
pregona el temor del no creyente.
Quien hiera al pequeño reyezuelo
jamás será amado por los hombres.
Quien desate la ira del buey
jamás será amado por la mujer.
El perverso niño que mata a la mosca
sufrirá la enemistad de la araña.
El que atormenta al espíritu del escarabajo
teje una glorieta de noche eterna.
La oruga en la hoja
reitera el dolor de tu Madre.
No mates a la polilla ni la mariposa,
porque el Juicio Final se acerca.
Aquel que entrene al caballo para la guerra
nunca atravesará la franja Polar.
Alimenta al perro del mendigo y al gato
de la viuda, y engordarás.
El mosquito que canta su canción de verano
obtiene veneno de la lengua del difamador.
El veneno de la serpiente y del tritón
es el sudor de los pies de la envidia.
El veneno de la abeja
es la envidia del artista.
La túnica del príncipe y los harapos del mendigo
son hongos venosos en la bolsa del avaro.
Una verdad dicha con mala intención
derrota todas las mentiras que puedas inventar.
Está bien, así debe ser;
el hombre fue hecho para la alegría y la tristeza;
y cuando lo sabemos,
caminamos seguros por el mundo.
La alegría y la aflicción se entretejen sutilmente,
un vestido divino para el alma:
Debajo de cada dolor y tristeza
se esconde una alegría hecha de seda.
Una criatura es algo más que una apretada faja:
en todas estas tierras humanas
fueron creadas herramientas y nacidas las manos
que cada agricultor comprende.
Cada lágrima vertida en cada ojo
se convierte en una criatura eterna;
Esto es comprendido por la inteligencia femenina
y se vuelve regocijo.
El balido, el ladrido, el bramido, y el rugido
son olas que golpean en las costas del cielo.
La criatura que llora por la vara oculta
escribe Venganza en los reinos de la muerte.
Los andrajos del mendigo, agitándose en el aire,
desgarran al cielo en harapos.
El soldado armado con espada y pistola,
paralizado golpea contra el sol del verano.
La moneda de un hombre pobre vale más
que todo el oro de la costa africana.
Un ácaro arrancado de las manos del labrador
comprará y venderá las tierras del avaro:
o, protegido desde lo alto,
venderá y comprara a la nación entera.
Quien se burle de la confianza del niño
será burlado en la vejez y en la muerte.
Quien enseñe al niño a dudar
de la corrompida tumba nunca escapará.
Quien respeta la confianza del niño
triunfa sobre el infierno y la muerte.
Los juguetes del niño y las razones del anciano
son los frutos de las dos estaciones.
El inquisidor sentado astutamente,
nunca sabrá cómo responder.
Aquel que responda a las dudas
apagará la luz del conocimiento.
El más fuerte veneno jamás conocido
provino de los laureles del César.
Nada puede deformar la raza humana
tanto como el brazal de la armadura de hierro.
Cuando el oro y piedras preciosas adornen el arado,
se inclinará la envidia ante las Artes pacíficas .
Un acertijo o el canto del grillo,
sirven para dudar de la respuesta correcta.
La pulgada de la hormiga y la milla del águila
hacen sonreír a la defectuosa filosofía.
El que duda de lo que ve
nunca creerá, haz lo que te plazca.
Si el sol y la luna dudaran,
Se apagarían de inmediato.
Harás bien en apasionarte
pero no es bueno que una pasión te domine.
La puta y jugador, autorizados por
el Estado, edifican el destino de esa nación.
El grito de la ramera de calle en calle
tejerá la mortaja de la vieja Inglaterra.
El grito del ganador, la maldición del perdedor
danzan ante la carroza fúnebre de Inglaterra.
Cada noche y cada mañana
algunos nacen a la miseria,
cada mañana y cada noche
algunos nacen al dulce placer.
Algunos nacen al dulce placer,
algunos nacen a la interminable noche.
Somos conducidos a creer una mentira
cuando no vemos a través del ojo,
que nació en una noche para perecer en una noche,
mientras el alma dormía entre rayos de luz.
Dios aparece y Dios es luz
para las pobres almas que moran en la noche,
pero su forma humana se presenta
a aquellos que moran en los reinos del día.



William Blake

versión © silvia camerotto
Auguries of Innocence *

To see a World in a Grain of Sand
And a Heaven in a Wild Flower,
Hold Infinity in the palm of your hand
And Eternity in an hour.

A Robin Red breast in a Cage
Puts all Heaven in a rage.
A dove-house filled with doves & Pigeons
Shudders Hell thro’ all its regions.
A dog starv’d at his Master's gate
Predicts the ruin of the State.
A Horse misused upon the Road
Calls to Heaven for Human Blood.
Each outcry of the hunted Hare
A fibre from the Brain does tear.
A Skylark wounded in the wing,
A Cherubim does cease to sing.
The Game Cock clipped & arm’d for fight
Does the Rising Sun affright.
Every Wolf's & Lion's howl
Raises from Hell a Human Soul.
The wild deer wand’ring here & there
Keeps the Human Soul from Care.
The Lamb misused breeds Public strife,
And yet forgives the Butcher's knife.
The Bat that flits at close of Eve
Has left the Brain that won't Believe.
The Owl that calls upon the Night
Speaks the Unbeliever's fright.
He who shall hurt the little Wren
Shall never be belov’d by Men.
He who the Ox to wrath has mov’d
Shall never be by Woman lov’d.
The wanton Boy that kills the Fly
Shall feel the Spider's enmity.
He who torments the Chafer's sprite
Weaves a Bower in endless night.
The Catterpillar on the Leaf
Repeats to thee thy Mother's grief.
Kill not the Moth nor Butterfly,
For the Last Judgment draweth nigh.
He who shall train the horse to war
Shall never pass the Polar Bar.
The Beggar's Dog and Widow's Cat,
Feed them & thou wilt grow fat.
The Gnat that sings his Summer's song
Poison gets from Slander's tongue.
The poison of the Snake & Newt
Is the sweat of Envy's foot.
The poison of the Honey Bee
Is the Artist's Jealousy.
The Prince's Robes & Beggar's Rags
Are Toadstools on the Miser's Bags.
A truth that's told with bad intent
Beats all the Lies you can invent.
It is right it should be so;
Man was made for Joy & Woe,
And when this we rightly know
Thro’ the World we safely go.
Joy & Woe are woven fine,
A clothing for the Soul Divine:
Under every grief & pine
Runs a joy with silken twine.
The Babe is more than swaddling Bands:
Throughout all these Human Lands;
Tools were made & born were hands,
Every Farmer Understands.
Every Tear from Every Eye
Becomes a Babe in eternity;
This is caught by Females bright
And return’d to its own delight.
The Bleat, the Bark, Bellow, & Roar
Are Waves that Beat on Heaven's Shore.
The Babe that weeps the Rod beneath
Writes Revenge in realms of death.
The Beggar's Rags fluttering in Air,
Does to Rags the Heavens tear.
The soldier arm’d with Sword & Gun
Palsied strikes the Summer's Sun.
The poor Man's Farthing is worth more
Than all the Gold on Afric's Shore.
One Mite wrung from the Lab’rer's hands
Shall buy & sell the Miser's Lands:
Or, if protected from on high,
Does that whole Nation sell & buy.
He who mocks the Infant's Faith
Shall be mock’d in Age & Death.
He who shall teach the Child to Doubt
The rotting Grave shall ne'er get out.
He who respects the Infant's faith
Triumphs over Hell & Death.
The Child's Toys & the Old Man's Reasons
Are the Fruits of the Two seasons.
The Questioner who sits so sly,
Shall never know how to Reply.
He who replies to words of Doubt
Doth put the Light of Knowledge out.
The Strongest Poison ever known
Came from Caesar's Laurel Crown.
Nought can deform the Human Race
Like to the Armour's iron brace.
When Gold & Gems adorn the plow
To peaceful Arts shall Envy Bow.
A Riddle or the Cricket's Cry
Is to Doubt a fit Reply.
The Emmet's Inch & Eagle's Mile
Make Lame Philosophy to smile.
He who Doubts from what he sees
Will ne'er Believe, do what you Please.
If the Sun & Moon should doubt,
They'd immediately Go out.
To be in a passion you good may do,
But no good if a Passion is in you.
The Whore & Gambler, by the State
Licenc’d build that Nation's Fate.
The Harlot's cry from Street to Street
Shall weave Old England's winding Sheet.
The Winner's Shout, the Loser's Curse
Dance before dead England's Hearse.
Every night & every Morn
Some to Misery are Born.
Every Morn and every Night
Some are Born to sweet delight.
Some are Born to sweet delight,
Some are Born to Endless Night.
We are led to Believe a Lie
When we see not Thro’ the Eye
Which was Born in a Night to perish in a Night,
When the Soul Slept in Beams of Light.
God Appears & God is Light
To those poor Souls who dwell in Night,
But does a Human Form Display
To those who Dwell in Realms of day.

(William Blake Selected Poems, The Penguin Poet Library,
Edited by W.H. Stevenson, London, 1988)
* El título del poema, posiblemente se refiere solo al cuarteto de apertura.



William Blake (Londres, 1757-id., 1827) Pintor, grabador y poeta británico. Estudió dibujo e hizo prácticas de grabado con James Basire, antes de ingresar en la Royal Academy of Art, institución que abandonó en 1780 al no adaptarse a sus métodos de enseñanza. Empezó a trabajar como grabador, dando pruebas desde el principio de su desbordante imaginación y de una acusada tendencia hacia lo místico y lo imaginario. De hecho, toda su obra es sumamente fantasiosa y extraña en la forma, y está repleta de imágenes y simbolismos difíciles de interpretar. Existe una estrecha relación entre su creación plástica y su creación literaria, a través de la cual expresó sus complejos pensamientos filosóficos, basados en la idea de que el mundo sensible no es más que una envoltura engañosa de la realidad espiritual. Esta unidad artisticoliteraria llegó a su punto culminante a partir de 1787, cuando empezó a poner en práctica un nuevo método de imprimir sus poemas ilustrados, conocido con el nombre de «impresiones iluminadas» (en inglés, illuminated printings). Pretendía que en sus libros, al igual que en los manuscritos medievales, texto e imágenes guardaran una estrecha relación, por lo que diseñaba personalmente cada una de las páginas, en las que el texto se escribía a mano y las ilustraciones se grababan.

Nota bene: Agradezco públicamente esta traducción que me enviara Silvia, por el esfuerzo, la dedicación y el espléndido resultado (M.L.)



3 comentarios:

Nandy dijo...

Llegue a tu blog por el poema de William Blake, y me encantó el encabezado que está abajo del nombre de tu blog... La mayor parte del tiempo los ojos no ven nada... Que gran verdad.

Marcelo dijo...

Gracias, Nandy. Y gracias por pasar y comentar. Un gusto y un abrazo.

Nandy dijo...

Un gusto! :)