domingo, 24 de mayo de 2009

SENTIDOS



No en la visión

de su catedral de pétalos
espléndidos, no en el tacto
más suave que un terciopelo
ideal, ni en el aroma
que tiembla en un aire de tersura.
En esos dones la rosa no revela
su secreto. Tampoco en el fondo
de su cáliz tras la fiesta.
Sino en la belleza terrible
de su inefable música de cámara,
donde la nada es absoluta y plena.

Allí se está toda la rosa. Y canta.



Rodolfo Modern



Rodolfo Modern nació en Buenos Aires en 1922. Doctor en Derecho y Ciencias Sociales y en Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, fue profesor titular por concurso de Literatura Alemana en las Universidades Nacionales de La Plata y Buenos Aires. Su amor por los estudios germánicos ha cimentado una importante labor crítica ensayística en este campo en el que destacamos títulos como El expresionismo literario (1957), Historia de la literatura alemana (1961), La naturaleza en la obra de Georg Büchner (1968), La literatura alemana del siglo XX (1969), Estudios de literatura alemana (1974), Hispanoamérica en la literatura alemana y otros ensayos (1989), Franz Kafka (1993) y Narrativa y teatro alemán del siglo XX (1995), a los que se suman las logradas versiones de Elegías de Duino y Sonetos a Orfeo de Rainer María Rilke. La intensa actividad intelectual se completa con una fecunda labor creadora que comprende los principales géneros: narrativa breve (Sostenido por bemoles, 1977; El libro del señor Wu, 1981; El día que murió nadie, 1986; Fin de temporada, 1990; La señora Hellgaarth sale de paseo, 1991 y El hombre de confianza, 1995), teatro (Penélope aguarda, en colaboración con Jorgelina Loubet, 1972 y Teatro completo: Ligeramente infernal, Trompetas para el inocente, El linaje, 1993) y poesía (Distanciado cíelo, 1963; Levántate y canta, 1968; Rueda en el espejo, 1971; Así, de esta manera, 1974; Andanzas de Odisea, 1975; De lámparas y de fuentes, 1978; En blanco y negro, 1981; Ascensión de lo grave, 1987; Existencia común, 1989; Asedio del Ángel, 1990; Telón de fondo, 1992 y Tiempo de espera, 1995). Su seria trayectoria en la cultura argentina ha sido razón suficiente para su incorporación como miembro de número de la Academia Argentina de Letras.
Biografía tomada de un ensayo de Fabiana Inés Varela.


4 comentarios:

sibila dijo...

qué 'prolijo' es modern para la poesía.
un saludo cordial.

Marcelo dijo...

El adjetivo "prolijo" también puede leerse negativamente. No sé si será este el caso. Muchas gracias, Silvia, y un abrazo.

sibila dijo...

lo escribí negativamente. me suena a crítico escribiendo poesía.
prolijo, ortodoxo, sin excesos. muy sin excesos.
de todas formas, está bueno que lo subas. es otra forma de escribir poesía y otra opción para leer.
nadie tiene la verdad. mucho menos quien ahora comenta.
abrazo

Marcelo dijo...

Trato de abarcar un abanico lo más amplio posible, de estéticas, de ideologías, de formas. El eclecticismo que cultivo tiene su origen en una idea de fondo: Hay tantos poetas como maneras de escribir poesía. De todos modos, estoy de acuerdo con vos: Es prolijo y el imaginario es tradicional. A mí, no obstante, dentro de lo que conozco de Modern, estos poemas (que descubrí hace poco) me sorprendieron gratamente. Y a propósito: Muchos críticos no son capaces de escribir un poema legible. No?
Otro abrazo.