sábado, 30 de mayo de 2009

MITOLOGÍA (*)

XV

El sueño te envuelve como un árbol de verdes hojas;
respiras como un árbol en la apacible claridad,

mientras yo contemplo tu rostro reflejado en la fuente
translúcida,

tus párpados cerrados y tus pestañas arañando el agua
levemente.
Mis dedos, sobre la tierna hierba, se encuentran con tus
dedos.
Siento latir un instante tu corazón;
siento también, la herida de tu corazón.

Bajo el plátano, junto al agua y entre los laureles,
el sueño te desplaza, te desdobla
en torno a mí, muy junto a mí, sin que yo logre tocarte
enteramente,
tan unida estás a su silencio.
Yo veo, no obstante, tu sombra agrandándose, decreciendo
y perdiéndose entre otras sombras, en el otro

mundo que, desligándose de ti, te retiene aún.

La vida que nos dieron para vivir, ya la hemos vivido.
Ten piedad de aquellos que esperan con tanta paciencia,
extraviados entre los negros laureles, bajo los grávidos
plátanos.

Y de aquellos otros, solitarios, que dialogan con las
cisternas y los pozos
y concluyen ahogándose en los remansos de sus voces.
Ten piedad del compañero que compartió nuestras

privaciones y nuestros sudores,
y se hundió como un cuervo en el sol, del otro lado de
los mármoles,
sin esperar a recibir su parte de nuestra recompensa.

¡Danos, aparte del sueno, la serenidad!


(*) El título exacto de este volumen es: Mithistorima, vocablo que en griego moderno se emplea corrientemente en el sentido de novela. Ha sido elegido —dice Seferis— en razón de sus dos componentes: Mito, por cuanto en cierta manera me he inspirado en una mitología precisa, e Historia, por cuanto traté de expresar, de una manera correlativa, una situación tan independiente de mí como lo son los personajes de una novela (N.del T.)

Seferis (Georgios Stylianos Seferiadis; Esmirna, 1900 - Atenas, 1971)


(Traducción de Lysandro Z.D. Galtier)

No hay comentarios: