domingo, 1 de febrero de 2009

ANTES QUE SEA IMPEDIDA



Cada gesto es infinito

cuando uno está solo en un cuarto
frenado casi a cero
también con sólo destapar una botella
observar un vaso vacío
levantarse para esconder el reloj
(un sonido abre de par en par el silencio
declara abolido el tiempo).

Si no fuera posible decirlo más
y los dedos se detuvieran vacíos, sordos a los comandos
entonces de improviso un veneno, un pasaje
cierto, antes que una sola
palabra me sea impedida.



Antonio Porta

(Traducción de Horacio Armani)

Prima che venga impedita


Ogni gesto è infinito
quando uno è solo in una stanza
rallentato quasi allo zero
anche solo strappare una bottiglia
osservare un bicchiere vuoto
alzarsi per nascondere l'orologio
(un suono spalanca il silenzio
Dichiara il tempo abolito).
Se non fosse possibile dirlo più
e le dita si arrestassero vuote, un passaggio
certo, prima che una sola
parola mi venga impedita.




Antonio Porta. Seudónimo de Leo Paolazzi. Nació en Milán en 1935. Realizó labores editoriales en esa ciudad. En 1961 contribuyó a la compilación de la famosa antología I Novissimi, a cargo de Alfredo Giuliani, que dio notorio impulso al nuevo conjunto de poetas de los años 60. Fue redactor de las revistas Il Verri y Malebolge, así como del periódico Quindici. Participó en congresos realizados por el Gruppo '63 e intervino en la divulgación de la "poesía visiva". Publicó dos novelas y fue crítico literario. Murió en Roma en 1989. Obras publicadas: I rapporti (1966), Cara (1969), Metropolis (1971), Weck-end (1974), Quanto ho da dirvi (1977), Passi passaggi (1980), L'aria della fine (1982), Invasióni (1984), Nel fare poesía (1985), La stangata persiana (1985), La festa del cavallo (1986), Melusina (1987), Un piatto per la poesía (1988), I) giardiniero centro il becchino (1988).

No hay comentarios: