domingo, 1 de febrero de 2009

EL SUEÑO DEL DÍA DE LOS TREINTA AÑOS


















El sol destruye y da, el sol
sabe perderse, ama todo, y sin amor,
sin piedad, sin sentir
nada más que su propia expansión:

el sol sabe volver, alza los primeros
silbidos entre los árboles del parque, llegará a las ventanas
cerradas con manos trepadoras. Es negligente
y silencioso, brutal, pero también es pródigo,

delicado, resquebraja, desflora, incendia, pero
sabe disolverse en el cuello de una campánula. Destruye
y da, es liviano e inmenso, sabe volver-
es célibe como el mar, individual, estéril.

Yo que tengo treinta años, que no puedo más crecer,
que no sé volver, elijo
palabras para ser el dios del sol —


yo flor, yo piedra, yo luz, para dar


el don liviano e inmenso
del poema




Giuseppe Conte

(Traducción de Horacio Armani,
en su Antología de la Poesía
Italiana Contemporánea, para
Litoral- Ed.Unesco, no bilingüe)


Giuseppe Conte nació en Italia en 1945. Ha publicado, entre otros, los libros de poesía: El último abril blanco, El océano y el muchacho (1979), La estación, -Premio Montale- (1988), Diario del poeta y del mensajero (1992), Cantos de oriente y occidente (1997). Libros de novela: Primavera incendiada (1980), Equinoccio de otoño (1987), Los días de la nube (1990); Fieles de amor (1993); El imperio y el encanto (1995) y El muchacho que habla con el sol (1997). Ha editado dos antologías: La metáfora (1981) y La lírica de occidente (1990), un grueso volumen de textos que abarcan desde los himnos homéricos hasta autores contemporáneos. Toda su obra hasta 1978 (poesía, ensayos y otros textos) se reunió en la antología La palabra enamorada, que le valió su inclusión como uno de los principales protagonistas de la renovación poética de su país.A ese libro pertenece el poema que publicamos.




No hay comentarios: