sábado, 7 de noviembre de 2009

Echa un vistazo:














Echa un vistazo:

aun los retoños
del viejo cerezo se ven tristes—
¿cuántas veces más
verán la primavera?



Saigyō
(Traducción: José Luis Bobadilla,
a partir de la versión
al inglés de Burton Watson)
el poeta y su trabajo,
México, Otoño, 2008


Safo Norikiyo, conocido como Saigyō, nació en 1118 y murió el 23 de marzo de 1190 en Osaka, Es sin lugar a dudas uno de los más relevantes poetas japoneses, maestro indiscutible en el uso de la forma tradicional llamada tanka. Intentó al igual que muchos otros jóvenes del grupo social acomodado al que pertenecía, hacer una carrera militar, aunque la decepción de un amor no correspondido y el desorden reflejado en diversas guerras civiles dentro del periodo Heian (794-1185) en el que vivió, lo orillaron a elegir a sus 23 años, la vida de un monje budista. Viajó por todo el archipiélago oriental y salvo pocas visitas a la capital de Kyoto para participar en distintas ceremonias religiosas, no dejó de moverse por el paisaje de su país. Como algunas mujeres de la corte que lo antecedieron unas cuanta décadas, Murasaki Shikubu o Sei Shōnagon, y otros autores de su época, por ejemplo su amigo escritor Fujiwara no Teika, abandonó el chino considerado la lengua culta y optó por la escritura en japonés que en su momento carecía de cualquier prestigio literario. Hoy mucha de aquella literatura escrita en chino está perdida o no merece ningún reconocimiento. Sin embargo, los escritores que eligieron el japonés como instrumento de expresión, son actualmente reconocidos como los auténticos clásicos de la literatura japonesa. La obra de Saigyō —existen alrededor de quinientos poemas caligrafiados— no abandona los temas recurrentes de la poesía del Japón, sin embargo, dibuja una marca imborrable, siempre reconocible, que produjo la admiración de importantes escritores como Yoshida Kenko o Matsuo Bashō.
(Biografía: J.L.B.)
IMAGEN: Retrato del autor por Iwasa Matabei (1578-1650)

No hay comentarios: