jueves, 26 de noviembre de 2009

LAS SANADORAS

Fragmentos
I

extendió sus manos y cayeron estrellas sobre la tierra recién creada

la primera despertó hacia el sur y estiró sus pistilos danzantes como muslos tocados por la gracia
aún el mundo era de agua
plateado bajo el sol ondulante
aquí y allá nacían nuevas arborescencias como huevos o madejas que rumiaban al viento
ella se recostó entre delgados tallos morados y soñó

II


Rojo

Ardiente
almibarado
quien se abre a sus perfumes
no retorna jamás
todos los viajeros perdidos son jardineros
ella recompensa sus favores
les enseña a mirar


III


Nadie sabe dónde se encuentra el jardín de las estrelicias
Lo sueñan las vírgenes la primera noche del amor
y juegan en él los niños en sus fiebres
cada primavera la maga suelta dos calandrias de oro
traza un puente entre los mundos
permite a los viajeros volver a su hogar
Nadie ha querido regresar


IV


En el pueblo todas las novias llevan un talismán de palo santo
Si alguien lo robara mientras duermen
ellas despertarían en el jardín


V

puso arroz blanco sobre una hoja de palma
y danzó la primera palabra
el cielo desteñía colores delicados agua que beber
gramíneos los tallos su talle vuelto espuma
ella machacó el anís extrajo aceite de los pétalos blancos
depositó en mi mano esa materia rugosa

(la última palabra dispersó los fantasmas en la noche)


VI


y ahora el jardín de las estrelicias palidecía en estambres quemados

la belleza es monstruosa y nace para disolverse
algo desconocido se agitó entre los caldenes
(nombramos para alejar la muerte)


VII


Después de la lluvia oteó el horizonte

mezcló miel y laurel rumió sus palabras santas
la nieta se hamacaba ausente sobre el tronco de un aguaribay
aprenderá pronto se dijo la vieja
(Ningún jardín es perfecto sin su dosis de muerte)


(de Las sanadoras)*


Marisa Negri



Marisa Negri. Poeta argentina, nació en Buenos Aires en 1971. Es profesora de Castellano, Literatura y Latín y se especializó en Educación por el Arte. Ha coordinado talleres de escritura para diversas instituciones de todo el país. Participó con una serie de haikus de la muestra Satori en la galería Masottatorres (San Telmo, Buenos Aires). Actualmente cursa el posgrado de Arte Terapia (IUNA) y coordina el proyecto de arte Labrys en la ESB 186 de La Matanza. Publicó los siguentes libros: Caballos de arena (Poesía, Nuestra América, Buenos Aires, 2003); Un camino en la selva, un paso a la libertad (Antología de Ramón Quichiyao, Futrono, Chile, 2004) y Al filo del gozo (Antología de poesía erótica preparada por Marisa y Socorro Trejo Sirvent, Viento al hombro, 2004) y Estuario (Ediciones en danza, 2008).

*Los poemas publicados pertenecen a un libro inédito en preparación.

No hay comentarios: