jueves, 19 de noviembre de 2009

Desde que esa melodía...












Desde que esa melodía -esa extraña melodía-
irrumpió en el aire, las cosas se ahuyentan
se asustan y agazapan. Y resulta más que penoso, acercarse
a cada una -de las cosas- y tratar de disuadirlas,
ganarles el corazón para que cedan y se vuelvan a poner.
No es posible continuar así, entre fantasmas,
de extravío y desorden.
Debe existir algún modo
de alejar la melodía
de manera que las cosas
cada cosa, regrese a la memoria de su lugar.




Marcos Silber (Argentina, Buenos Aires, 1934)


No hay comentarios: