martes, 23 de marzo de 2010

PORQUE ESTE ES EL VINO DE LA NOCHE CON UN VIEJO DESCONOCIDO Y NO TU DESTINO



Como no aspiro a las formas definitivas del amor

perfecciono las que me han sido dadas
como no aspiro al delirio me basta con alguna borrachera
de vino común
como no espero el cuerpo único
conozco las formas del amor
y no me asustan los comentarios sobre mi persona
como conozco el vino bueno y cierta permanencia
y como sé que de esto no quedará piedra sobre piedra
como sé qué nombraremos algún día
soy un gran campo engañoso para ciertos poderes
como sé que de esto no quedará poder sobre poder
casi nada quedará y menos locos sueños culturales
como tengo la certeza sobre el desarrollo de esta historia
puedo sonreír a sensibilidades para siempre ajadas
confundir con elegancia papelones o aire de mundo
nada escapa a estas referencias:
patriotera, portuaria mítica
el camino de la revolución eternamente perseguido
el camino del amor
el paso de mis amigos en esas historias
Por tanto monologar por tanta charla de borracho al amanecer
no oí alguna voz que debió ser definitiva
no escuché alguna pregunta que debió cambiar todo
aplastadas por mi constante charla brillante
desaparecieron las únicas proposiciones serias que debí
considerar
y repartí los sí y los no
en escenografías que intentaron servir
las voces que no oí viven ahora en países absurdos vegetan
en juzgados de provincia
enseñan historias imperiales en sabanas tercermundistas
han vivido vidas algunas y muertes en serio otras
y todos hemos olvidado unas palabras que ahora son
caminos invadidos por buenas fórmulas y mejor cortesía.



Juana Bignozzi (Argentina, Buenos Aires, 1937)



3 comentarios:

Anónimo dijo...

Juaba Bignozzi me parece una poeta mayúscula.

Anónimo dijo...

qué bueno es tu blog Marcelo Leites. Completo.Digo completo porque en otros la buena poesía no se nombra. En el tuyo encuentro. Bueno y amplio espectro. NOS DA, DE ESA MANERA, A LOS LECTORES UN DISFRUTAR DE LA CUERDA QUE NOS ANIMA.
GRACIAS.

Marcelo dijo...

Me alegran mucho tus palabras, anónimo. Gracias por pasar.