martes, 9 de marzo de 2010

El fuego y la poesía

III

Amo la rabia de perderte
Tu ausencia en el caballo de los días
Tu sombra y la idea de tu sombra
Que se recorta sobre un campo de agua
Tus ojos de cernícalo en las manos del tiempo
Que me deshace y te recrea
El tiempo que amanece dejándome más solo
Al salir de mi sueño que un animal antediluviano perdido en la sombra de los días
Como una bestia desdentada que persigue su presa
Como el milano sobre el cielo evolucionando con una precisión de relojería
Te veo en una selva fragorosa y yo cerniéndome sobre ti
Con una fatalidad de bomba de dinamita
Repartiéndome tus venas y bebiendo tu sangre
Luchando con el día lacerando el alba
Zafando el cuerpo de la muerte
Y al fin es mío el tiempo
Y la noche me alcanza
Y el sueño que me anula te devora
Y puedo asimilarte como un fruto maduro
Como una piedra sobre una isla que se hunde



César Moro (Perú, Lima, 1903-1956)


(de: El libro de unos sonidos
37 poetas del Perú,
Selección:
Reynaldo Jiménez)


2 comentarios:

Elena dijo...

Esto es, si mal no recuerdo, de "La tortuga ecuestre", ¿verdad, Marcelo?
Cómo me gusta Moro:)

Marcelo dijo...

Sí, es de ese libro, Elena. Gracias por pasar. Un abrazo.