martes, 23 de marzo de 2010

LA LEY TU LEY






Vuelvo a pintar...


vuelvo a pintar las flores de mi juventud
vuelvo a ver el amanecer
sin temor
ya nunca nadie podrá decirme éstas no son horas
veo amanecer como una mujer no como una joven temerosa
de la ley tu ley
el acero de esta luz para una mujer sola
que no debe temer sino decidir



EL SUEÑO DEL LOCALISMO

a quién se le ocurrió
que la poesía era la villa de Lorenzo de Médici
a quién se le ocurrió que era un príncipe señor
o sinvergüenza porteño
paseando por un jardín
la armonía neoplatónica no podía dar otra cosa que
verdure embeleso del paisaje divina geometría
y el velo del poder que vela con gasa imperceptible
confundida por el ojo profano con niebla o nubes
los paisajes de ese siglo
a quién se le ocurrió que tantos conocerían la sabiduría
del agua y el yuyito que sólo inventó juanele
para saber aquietar los colores del alma



SI LAS VIDAS CAMBIAN...

si las vidas cambian
alguien paga por algunas
por otras paga el olvido
y los poetas de alma
maestro Rubén, usted lo supo como nadie,
suelen pedir compañía para cuando se apaguen las luces




Juana Bignozzi
 (Argentina, Buenos Aires, 1937)


No hay comentarios: