domingo, 25 de enero de 2009

ESTRECHOS SON LOS NAVÍOS














Fragmento 6-2

"...Armas rotas a fondo de aurora — ¡oh esplendor! ¡oh tristeza! — y mar a lo lejos inelegible... Un hombre ha visto vasos de oro en las manos de los pobres. Y yo vagaba en el mismo sueño, costeando la estrecha orilla humana.


Ni traidor ni perjuro. No temas. Navio que lleva mujer no es navio que hombre deserte. Y mi ruego a los dioses de mar: ¡Oh dioses! ¡mantened la espada muy casta del corazón de hombre!


Amiga, nuestra raza es fuerte. Y la mar entre nosotros no traza frontera... Iremos sobre la mar de muy fuertes olores, con el óbolo de cobre entre los dientes. El amor está sobre la mar, donde se encuentran las viñas más verdes; y los dioses corren a la uva verde, los toros de ojos verdes cargados con las más bellas muchachas de la tierra.


Yo lavaré en ella mi ropa de nómade, y este corazón de hombre demasiado poblado. Y seamos allí las horas tales que reguemos: como hijas de casa grande cuando se embarcan sin sirvientas — ¡libres maneras y muy alto tono, honor y gracia y fiebre en el alma!


Amantes, no somos gentes de labranza ni peones de cosecha. Para nosotros la alta y libre ola que nadie unce ni obliga. Y para nosotros, sobre el agua nueva, toda la novedad de vivir, todo el gran frescor de ser... ¡Oh dioses, que veis en la noche nuestros rostros al desnudo, no habéis visto ni rostros pintados ni máscaras!



Saint-John Perse

(Versión castellana
de Lisandro Galtier)
ÉTROITS SONT LES VAISSEAUX


".. .Armes rompues à fond d'aurore — ô splendeur! ô tristesse! — et mer au loin inéligible... Un homme a vu des vases d'or aux mains des pauvres. Et moi j'errais au même songe, longeant l'étroite rive humaine.

Ni traîte, ni parjure. N'aie crainte. Vaisseau qui porte femme n'est point vaisseau qu'homme déserte. Et ma, prière aux dieux de mer: gardez, ô dieux! croisée de femme, l'épée très chaste du coeur d'homme.

Amie, notre race est forte. Et la mer entre nous ne trace point frontière... Nous irons sur la mer aux très fortes senteurs, l'obole de cuivre entre les dents. L'amour est sur la mer, où sont les vignes les plus vertes; et les dieux courent au raisin vert, les taureaux aux yeux verts chargées des plus belles filles de la terre.

J'y laverai mon linge de nomade, et ce coeur d'homme trop peuplé. Et là les heures nous soient telles qu'on les veuille prier: comme filles de grande maison quand elles s'embarquent sans servantes —libres manières et très haut ton, honneur et grâce et fièvre d'âme.!

Amants, nous ne sommes point gens de labour ni valets de moisson. Pour nous la haute et libre vague que nul n'atelle ni n'oblige. Et pour nous, sur l'eau neuve, toute la nouveauté de vivre, et toute la grande fraîcheur d'être... O dieux, qui dans la nuit voyez nos faces à découvert, vous n'avez vu des faces peintes ni des masques!




Saint-John Perse. Poeta y diplomático francés. Seudónimo de Alexis Saint-Léger Léger. En 1960, obtuvo el Premio Nobel de Literatura. Nació en una de las islas de Guadalupe, en un pequeño islote de nombre Saint-Léger-les Feuilles, en 1887. Realizó estudios universitarios en Burdeos y París. Cursó letras, derecho y medicina. Al margen de los estudios oficiales, hizo investigaciones de geología y botánica. Fue Diplomático a partir de 1914. Fue representante en China. Entre 1932 a 1940 fue Secretario General de Asuntos Exteriores. A raíz de la ocupación alemana en Francia, en 1941, se exilió a Estados Unidos. Falleció en Giens, en 1975. Su obra poética es escasa, pero muy admirada por la crítica; y trata principalmente de la soledad y el exilio. Entre sus obras, pueden mencionarse: Poema a la extranjera; Lluvias; Nieves; Vientos; Elogios (1911); Anábasis (1924); Exilio (1942); Amargos (1957); Pájaros y otros Poemas (1962).
El poema publicado pertenece a "Señales de mar", editado póstumamente, en la lengua original, por la editorial Gallimard.



No hay comentarios: