martes, 20 de enero de 2009

PUTOS DE BIZANCIO

de vestimenta como bandera
discordante y caprichosa y obscena:
su lascivia de fin de semana y fin del mundo
sus inflexiones como de terciopelo rasgándose
fingida seda perfumada que oculta un despiadado acero
sus miradas que al instante tasan en
exactas unidades de gozo
a cuanto cuerpo presuma de puro y de incorrupto:

ciego hervor de antigua especiería en sus venas
consagra un dios en apariencia de arrugado feto
disuelve las contraseñas
los signos contrarios
y se lava de toda pureza y se renueva
y les deja como dádiva
el verdadero gusto del amor,
que es un purísimo amargo insoportable,
y breve paz también,
saciedad que angustia,
y un nombre, un lugar, una eterna promesa,
y todo es mentira,
y ellos lo saben...

pero regresan.



Joaquín Morales



Joaquín Morales. Seudónimo de Virgilio Lito Pessolani. Poeta paraguayo, nacido en Asunción en 1955. Publicó Postales de Bizancio (1984), Poliedro o panóptico del mundo y despliegue de sus trampas, demonios y maravillas (1985), Historia(s) de Babel (1992), Sermo, Hurras a Bizancio (2005) y Musica Ficta (2005). El poema que presentamos pertenece al libro Hurras a Bizancio y fue extraído de la Antología de la última poesía paraguaya "Años de jugo loco reloaded", realizada por el poeta paraguayo Cristino Bogado en 2007.

Más poemas, aquí.


No hay comentarios: