domingo, 18 de enero de 2009

TONADA DE LA SIRENA EN EL CHARCO DE AGUA



La sirena tiene

la boca roja porque no tiene sexo.
La sirena tiene la boca roja de los amantes.
Tiene su pozo de pura escarcha,
tiene su ojo.
De puro sexo, de boca de agua.
(La sirena tiene dos formas,
como los cuerpos de los amantes).

La boca roja de los amantes:
se abre en un pozo de pura sangre,
alguien le habla a la sirena:
es la voz de agua.
Alguien le habla a la sirena:
es la voz tierra, del marinero.
Grita en la niebla, grita en el faro
grita en la sangre del accidente.
Grita en su charco.
Grita y no puede abrir sus piernas
y si las abre,
es que han rajado la carne blanda
con el cuchillo del pescador.
O alguien que aúlla, mientras la sangre,
se le desliza desde la boca hasta la calle.
La sirena vive en un charco.

De vino blanco.
Y cuando vienen a remojarse
gañanes idos de soledá,
pa fantasearla de pura sangre,
sangre menstrual,
abre su boca.
La boca cruel.
La boca roja de los amantes,
la boca luz, que gira y gira,
con cuerpo e paco o de ambulancia,
la boca tajo,
donde se asoman los huesos blancos,
donde se asoman los sapos zarcos
cantando a coro con la sirena de la ciudá.



Alexis Figueroa




Alexis Figueroa.Poeta chileno, Nacido en Concepción, 1956. Nacido en Concepción, en 1956. Ha publicado Vírgenes del sol inn Cabaret, Vien Benidos a la máquina, 1986, reeditado el 2007 por Ediciones del Temple; Vírgenes del sol inn Cabaret, segunda elaboración, Premio Casa de las Américas 1986; El laberinto circular y otros poemas, 1996; Extractos de Folclórica.Doc (resultado de una beca de creación del Consejo del libro y la Lectura, Chile, 2003).

Más poemas, aquí.


No hay comentarios: