jueves, 22 de enero de 2009

LOS VIVOS



Aquellos de nosotros que tienen inclinación por lo eterno

pasan también,
recordando una cocina de provincias
en la época de Navidad,
el olor de la leche puesta al fuego y los gritos de los niños
sentados bajo el resplandor de las pequeñas bombillas.
Buscan la cima del tiempo, las peligrosas laderas,
pero de noche vuelven a la casa que ya se ha vendido,
con sus cajones llenos de cartas donde se borran
las huellas de la dicha oscura.
Pues ellos pasan también,
conocedores del sabor de las lágrimas
y del calor de los cuerpos que ya no han de abrazar nunca
igual que todos los que se marchan sin decir nada,
habiendo vivido
en esta efímera claridad que oscila sobre nuestras frentes
entre dos masas de sombra.



Jacques Réda

(Traducción de Enrique Moreno Castillo)

LES VIVANTS

Ceux d'entre nous qui ont le goût de l'éternel
Passent aussi,
Se rappelant une cuisine de province
Dans le temps de Noël,
L'odeur du lait qui chauffe et les cris des enfants
Assis sous la lueur des petites bougies.
Ils cherchent la ame du temps, les dangereuses pentes,
Mais reviennent la nuit dans la maison qu'on a vendue
Avec ses tiroirs pleins de lettres où s'effacent
Les traces du bonheur obscur.
Car ils passent aussi,
Connaissant bien le goût des larmes
Et la chaleur des corps qu'ils n'embrasseront plus,
Comme tous ceux qui partent sans rien dire,
Ayant vécu
Dans cette éphémère clarté qui bouge sur nos fronts
Entre deux masses d'ombre.




Jacques Réda. Poeta francés, nacido en Lunéville (Meurthe-et-Moselíe) en 1929. Escribió sus primeros poemas cuando cursaba el bachillerato en el colegio de jesuítas de Evreux, donde adquirió una sólida formación humanística. Después de realizar estudios de derecho, se instaló en París en 1953. Pronto publicó algunas breves colecciones, pero su primer libro importante, Amen, no aparece hasta 1968. Reda colabora a partir de entonces con poemas y artículos en diversas revistas y entra a formar parte del comité de lectura de la editorial Gallimard. Adicto fervoroso a la música de jazz, ha publicado multitud de crónicas y comentarios, luego reunidos en libro, en la revista Jazz Magazine. Durante varios años, Reda ha sido redactor jefe de la Nouvelle Revue française. Otros libros suyos son: La toruné (La vuelta), 1975, Châteaux des courants d'air (castillos de las corrientes de aire), 1986, Le sens de la marche (El sentido de la marcha), 1990 y L'incorrigible (El incorregible), 1995.


No hay comentarios: