sábado, 24 de enero de 2009

OTRA ENDECHA DE LORD PIERROT











Autorretrato




¡La que debe ponerme al tanto de la Mujer!

Primero le diremos, con mi aire menos frío:
"La suma de los ángulos de un triángulo, alma mía,
"Es igual a dos rectos."


Y si le sale el grito: "¡Dios de Dios! ¡cómo te amo!
—"Dios va a reconocer a los suyos." O picada en lo más vivo:
—"Mis teclas tienen corazón, serás mi único tema.

" Yo: "Todo es relativo."


Y con sus ojos todos, ¡vamos! sintiéndose de más banal:
"¡Ah! tú no me amas; tantos otros tienen celos!"

Yo, con una mirada que se embala al Inconciente:
"Gracias, no está mal; ¿y usted?"


—"¡Juguemos al más fiel!" —"¡Para qué, Naturaleza!"
"¡A que el que pierde gana!" Vamos, otra canción:
—"¡Ah! tú vas a cansarte primero, estoy segura..."
—"Después de usted, por favor."


Si, en fin, por una noche, ella muere en mis libros,
Dulce; fingiendo no creerles ya a mis ojos,
Tendré un: "Ah bien, pero, teníamos De Qué vivir!"
"¿Entonces era en serio?"




Jules Laforgue


(Versión de Pablo Ingberg)

AUTRE COMPLAINTE DE LORD PIERROT



Celle qui doit me mettre au courant de la Femme!
Nous luí dirons d'abord, de mon air le moins froid:
"La somme des angles d'un triangle, chère âme,
"Est égale à deux droits. "


Et si ce cri lui part: "Dieu de Dieu! que je t'aime!"
—"Dieu reconnaîtra les siens." Ou piquée au vif:
— "Mes claviers ont du coeur, tu seras mon seul thème."
Moi: "Tout est relatif."


De tous ses yeux, alors! se sentant trop banale:
"Ah! tu ne m'aimes pas; tant d'autres sont jaloux!"
Et moi, d'un oeil qui vers l'Inconscient s'emballe:
"Merci, pas mal; et vous?"


—"Jouons au plus fidèle!"— "A quoi bon, ô Nature!"
"Autant à qui perd gagne!" Alors, autre couplet:
— "Ah! tu te lasseras le premier, j'en suis sûre..." — "Après vous, s'il vous plaît."


Enfin, si, par un soir, elle meurt dans mes livres,
Douce; feignant de n'en pas croire encor mes yeux,
J'aurai un: "Ah ça, mais, nous avions De Quoi vivre!" "C'était done sérieux?"




Jules Laforgue (Montevideo, 1860-París, 1887). Poeta simbolista uruguayo en lengua francesa. Se caracteriza por su visión irónica y pesimista de la vida y por sus innovaciones en el uso del verso libre. Regresó a Francia, de donde sus padres eran oriundos, poco después de nacer. A diferencia de su compatriota Jules Supervielle, su contacto con Uruguay fue mínimo, desarrollando toda su actividad literaria en Europa. Desde muy joven se integró en los círculos literarios, formando parte del grupo de los Hydropathes. Entre sus obras destacan Las Lamentaciones (1885), La imitación de Nuestra Señora la luna, según Jules Laforgue (1886) y El concilio feérico (1886). Sus amigos le publicaron tras su muerte, en 1890, Flores de buena voluntad y en 1894, sus Poesías completas. Junto a Jules Supervielle y Lautréamont, Laforgue es uno de los grandes escritores franceses nacidos en Uruguay. La frescura de sus imágenes, su estilo libremente entretejido y la invención de nuevas palabras lo convirtieron en una de las principales influencias entre los poetas del siglo XX. Falleció en París, a los 28 años de edad de una tuberculosis hereditaria, unos meses antes que su esposa que padecía la misma enfermedad.



No hay comentarios: