viernes, 16 de enero de 2009

SIEMPRE QUE ME VISITAN



SIEMPRE que alguien me visita

(viniendo de allá) miro sus huellas
por si todavía chisporrotean, por si algún resto del verano
atravesó las fronteras, o de verja deteriorada
por la inmovilidad; miro sus ojos
vidriados por la atmósfera seca, indago en ellos
si hay miedo o solamente las frescuras del alba;
cuando alguien me visita (de allá)
trato de penetrar en cada gesto, abarco
cada gesto, averiguo
—mirando de soslayo— si todavía se estrecha
fuertemente una mano, si todavía
se canta una serenata pobrísima en -mi pueblo,
si el zanjón crece para el raudal
o para los muertos, y de repente olvido
que averiguan también si yo averiguo, si todavía
me abrasa el sopor hondo
de esa atmósfera seca, si estoy entre los vivos o los muertos.



Elvio Romero



Elvio Romero. Escritor paraguayo, que destacó en el periodismo y la poesía, por su estilo vanguardista social. Nació en Yegros, (Estado de Caazapá), en 1926. Su obra se sitúa entre una (la del ‘40) y otra generación (la del ‘50). Conoció de cerca, la vida y sufrimientos de las gentes del campo paraguayo. Por su ideología comunista, marchó a Argentina durante la dictadura de Higinio Moríñigo, y desde 1947, vivió en Buenos Aires, donde también murió, en 2004. Es un excelente versificador y, tal vez, el poeta paraguayo más conocido de las últimas décadas, pues sus obras están traducidas a más de diez lenguas. Se inscribe en la línea de la llamada Poesía social, pero compromiso mayor es la fusión de la lírica con la tierra y las gentes. Sus poemarios Días roturados (1948), Despiertan las fogatas (1953), Los innombrables (1959), Esta guitarra dura (1961), Destierro y atardecer (1962), Libro de la migración (1966) y Los valles imaginarios (1984) se reunieron en 1990 en la edición Obras completas (2 volúmenes) y al año siguiente publicó El poeta en la encrucijada, libro por el que se le concedió el Premio Nacional de Literatura, instituido ese año en Paraguay.


No hay comentarios: