sábado, 25 de abril de 2009

LA VIDA SOLITARIA












Entraba allí
como si entrara al Templo de Salomón
o a un monasterio del Tíbet de adoración silenciosa.

Me escondí allí, no una vez sino muchas
pasando una mañana
en el panteón de la retórica
o una tarde de primavera
volviendo las páginas que traían una historia
de guerra y paz, de crimen y castigo.
Era el Amherst de Emily,
la Ítaca de Homero.

En la mesa de lectura,
como una fantástica herencia,
los libros que un fósforo podría quemar
y convertir en cenizas,
llenos de ficciones,
llenos de fábulas, llenos de los trabajos
de la vida solitaria.



Gerard Smyth
(Versión de Gerardo Gambolini
Revista Ñ - 05-08-06)


THE SOLITARY LIFE : I entered there / as if entering the Temple of Solomon / or a Tibetan monastery of silent prayer. // I hid there, not once but often / passing a morning / in the pantheon of rhetoric / or an evening in spring / turning the pages that carried a tale / of crime and punishment, war and peace. / It was Emily's Amherst, / Homer's Ithaca. // On the reading table, / like a great inheritance, / the books that a match could burn / and turn to embers / were crammed with fictions, / crammed with fables, / crammed with the labours of the solitary life.




Gerard Smyth. Poeta irlandés; nació en Dublín en 1951. Comenzó a publicar sus poemas a finales de la década de los años 60. Ha colaborado en revistas literarias de Irlanda, Gran Bretaña y Estados Unidos. Publicó cinco libros de poemas: Mundo sin fin (New Writer's Press, 1977), Pérdida y ganancia (Raven Arts Press, 1981); Painting the Pink Roses Black (Dedalus Press, 1986) Sueño de día (Dedalus, 2002) y Un nuevo alquiler (2004). Trabajó durante muchos años como periodista para el periódico The Irish Times, del que actualmente es Managing Editor (editor responsable).


No hay comentarios: