domingo, 12 de abril de 2009

EL VIAJE

¿Hacia dónde es el viaje que el vigía sobre el muelle,
de pie bajo su mala estrella, envidia con tanta amargura?
¿Cuando las montañas flotan y se van con lentas y calmas
[brazadas, y las gaviotas
abandonan sus promesas? ¿Promete todavía la Vida Más
[Justa?

Y, por fin a solas con su corazón, ¿encuentra el viajero
en la caricia imprecisa del viento y el destello voluble del mar
prueba de que el Buen Lugar realmente existe en alguna parte,
cierto como los sitios que los niños hallan en piedras y
[escondites?

No, no descubre nada: no quiere llegar.
El viaje es falso; el falso viaje es una enfermedad
sobre la falsa isla donde el corazón no puede actuar ni sufrir:
condona la fiebre, es más débil de lo que creía, su debilidad
[es real.

Pero por momentos, como cuando los delfines verdaderos
[con saltos y abandono
engatusan para ser reconocidos, o, en la lejanía una isla
[verdadera
se levanta y atrae su mirada, el trance se rompe: él recuerda
las horas, los lugares donde se sintió bien, y cree en la
[alegría.

Y tal vez la fiebre tenga cura, y el viaje verdadero sea un fin
donde los corazones se encuentren y sean verdaderos. Y
[desaparecerá este mar que separa
los corazones que cambian, pero que siempre es el mismo,
[y va
a todas partes, uniendo lo falso con lo verdadero, pero no
[puede sufrir.


W.H.Auden( Inglaterra/E.E.U.U.; York, Reino Unido, 1907-Viena, 1973)

(Traducción de Rolando Costa Picazo)

THE VOYAGE


Where does the jorney look which the watcher upon the quay,
Standing under his evil star, so bitterly envies?
When the mountains swim away with slow calm strokes, and the gulls
Abandon their vow? Does it still promise the Juster Life?

And, alone with his heart at last, does the traveller find
In the vaguer touch of the wind and the fickle flash of the sea
Proofs that somewhere there exists, really, the Good Place,
As certain as those the children find in stones and holes?

No, he discovers nothing: he does not want to arrive.
The journey is false; the false journey really an illness
On the false island where the heart cannot act and will not suffer:
He condones the fever; he is weaker than he thought; his weakness is real.

But at moments, as when the real dolphins with leap and abandon
Cajole for recognition, or, far away, a real island
Gets up to catch his eye, the trance is broken: he remembers
The hours, the places where he was well; he believes in joy.

And maybe the fever shall have a cure, the true jorney an end
Where hearts meet and are really true: and away this sea that parts
The hearts that alter, but is the same, always; and goes
Everywhere, joining the false and the true, but cannot suffer.




No hay comentarios: