domingo, 27 de diciembre de 2009

Amor y Cash – Algunos pocos -

(Glosa sobre la balada de Bertolt Brecht,
el personaje de Hanna Cash)

Sonrió y se dejó besar
sin abrir los ojos sin haber llorado
estiró los brazos los unió y giró
como si en vez de haber nacido hubiera
apagado el despertador para seguir durmiendo

bonita y parecida sí a una flor blanca
pero no

sin que nadie la viera abrió párpado por párpado
dos ojos de mares negros
directos, disolutos
dos cenizas negras como nubes que revelan
lo cerca que se está de una tormenta

sonámbula y con miedo Hannita creció
con la astucia y el encanto de una flor, bella sí
pero cortada que
sin vestido ni zapatos a los trece años enjabonó a los gentleman
delgada y sin pechos
de pelo negro que suelto le llegaba hasta los negros dedos de los piés
Pasó la infancia sabiendo que huía hacia alguna parte
se preguntaba si la falta de talento habrá sido
una idea benévola

arrastrada hacia la gran ciudad borracha perdida
en la segunda copa Hanna Cash hija suya
se volvía una pequeña gata gris atascada
en el beso de cualquiera

siempre fui buena en la cama, complaciente
capáz de andar entre cadáveres sin perder
la compostura

Desde niña además de caprichosa fui obstinada
y comencé efectivamente a volverme
un poco loca
y en una maniática búsqueda levante negro
un gato de la calle

Si pensar es coleccionar cosas tengo
una maleta llena de insectos y
la porción de un pétalo guardado
en el bolsillo

toda acumulación se paga con miedo

los pómulos rosados las piernas blancas
con el vientre hinchado vivió lo bastante conforme
de sus pedazos redondos quizá crédulos
es un único soplo la desesperación

la Cash que fue salvaje se columpia en el corazón de un gato
maúlla el silencio enfermo acurrucada a la espera de los otros


(De: Escritos en la cama)

Paula Oyarzábal



Paula Oyarzábal. Poeta argentina. Nació en 1979. Estudió comunicación y fotografía.Vivió en Córdoba y Buenos Aires.Actualmente vive en Salsipuedes. Tiene un blog, que los lectores pueden visitar, aquí.



No hay comentarios: