jueves, 31 de diciembre de 2009

LUNA, FLORES, HOMBRE



Alzo la copa e invito a la

Luna a bajar del cielo.
Espero que me acepte. Alzo
La copa y pido a las ramas,
Cargadas de flores, que beban
Conmigo. Les deseo larga
Vida y prometo no cortarlas
Jamás. En compañía de la
Luna y las flores, me embriago
Y ninguno de nosotros
Se preocupa de nada. ¿Cuántos
Comprenderán nuestro
Gozo? Tengo el vino, la luna y las
Flores. ¿Acaso necesito
Otros compañeros para beber?


Su Tung P'o (China, Meishan, Sichuan, 1036-Changzhou, 1101)

(Traducción: Carlos Manzano,
del inglés de Kenneth Rexroth,
Cien poemas chinos,
Lumen, 2001,
Edición no bilingüe)



2 comentarios:

bea dijo...

son los poetas los que revelan las verdades profundas: éste , por ejemplo, demuestra que la soledad no existe.
UNA MARAVILLA DE TEXTO !!!!
GRACIAS MARCELO
cariños
bea

Marcelo dijo...

Sí, parece una reescritura del clásico poema de Li Po "Bebiendo solo bajo la luna". Aparentemente, bastaría sentirse en consonancia con la naturaleza para no necesitar de nadie más. Pero somos gregarios y estamos acostumbrados a la compañía. Gracias a vos, Beatriz querida.