viernes, 18 de diciembre de 2009

Esa flor que repite...










Esa flor que repite allá en el borde
del bosque: no te olvidés de mí, no
tiene colores más leves, más claros
que el espacio creciendo entre nosotros.
¿Cómo un yuyito puede
producir tales miniaturas
de perfecta belleza? Acaso,
como lo que hicimos, sea
una compensación por sus espinas,
o acaso su florcita
azul, brillando sobre el verde
húmedo, esconda
secretas fallas, ínfimos
dolores de pétalos incompletos.
Pero aun así repite:
no me olvidés, no dejés
de protegerme con tu sombra esbelta.


(De 'Naturaleza',
en el libro Sagitario,
Alción, 1998)
Silvio Mattoni (Argentina, Córdoba, 1969)



No hay comentarios: