miércoles, 9 de diciembre de 2009

Cuando el invierno cambió a primavera



Fue la tarde

en que los pájaros migrantes
volvían de otras estaciones
cuando un ala blanca y cálida
se quedó en mi huerta
y cosechó manzanas tardías
que para él estaban
guardadas y dispuestas.

(De: Furia y Paciencia,
Ed. El Kultrún, Valdivia 2001)
Bernardita Hurtado Low (Chile, Ancud, Chiloé 1953)


(Selección: Marisa Negri)



3 comentarios:

Solange Moreira Diaz dijo...

Pequeño comentario para recordarle que aún existo:
¿Ha Ud. advertido que los escritores chilenos tienen esa capacidad (poco usual en la mayoría), de vivir y escribir?
Para los mortales es necesario la contemplación y sus (nuestras) vidas se convierten en un ojalá fuera...sin embargo del otro lado de los Andes, pareciera que el tiempo se detiene por eternidades y así el tiempo les sobra para vivir, escribir y fascinarnos...

Marcelo dijo...

Sí, claro, para mí también la poesía chilena es muy vital, daría la impresión que la tienen incorporada a la cotidiano, de modo que se las arreglan para sonar siempre naturales y necesarios. Gracias por el comentario, pero igual me acuerdo bien de vos, Solange, y tuteame nomás, por favor.
Un abrazo.

Marcelo dijo...

Ahhh, y muchas gracias por el poema de Pessoa. Ya lo publicaré oportunamente.

Otro abrazo para vos, Solange,
Marcelo