viernes, 25 de diciembre de 2009

NOCHE EN LA CASA JUNTO AL RÍO
























El año está muy avanzado;

El Ying y el Yang luchan a la
Breve luz del sol. En las
Montañas desérticas escarcha y
Nieve relucen en la noche
Helada. Pasada la medianoche,
Suenan tambores y cornetas
Violentos que parten el corazón.
Sobre el Triple Desfiladero
La Vía Láctea late por entre las
Estrellas. Por sobre el
Fragor de la batalla se oyen los
Amargos gritos de millares
De familias. Los trabajadores cantan
Por doquier con voz desaforada.
Los grandes héroes y generales de
Antaño son ya polvo amarillo
Para siempre. Así es la vida de
Los hombres. La poesía y las
Letras persisten en silencio y soledad.

(Traducción: Carlos Manzano,

de la antología en inglés de
Kenneth Rexroth, "Cien
poemas chinos",
Ed.no bilingüe)



Tu Fu

Tu Fu , también llamado Du Fu. Poeta chino. (Duling, 712-Leiyang, 770). Alcanzó una gran perfección en la técnica del género shi. Escribió poemas de temática social y política (Canciones de los carros de guerra), meditaciones (Sobre el otoño) y textos autobiográficos (Yendo de la capital a Feng Xian). Sufrió las consecuencias del hambre y la guerra que asolaban su país; su poesía es una desoladora pintura de la sociedad. "Era de constitución alta y delgada, también robusto pero de forma fina: sus maneras fueron exquisitas y su apariencia distinguida. Provenía de una familia de literatos y, como decía de sí mismo, desde sus siete años hasta los cuarenta el estudio y las letras ocuparon la mayor parte de su tiempo. A la edad de veintisiete años se movió en dirección de la capital China precedido de su fama y ahí el poeta Li Po y Ts’en-Ts’an se convirtieron en sus amigos y Ming Huang en su protector. Obtuvo un puesto similar al de Maestro de Ceremonias en la corte. Pero el poeta tenia algunas simpatías por la vida artística. Estaba tan fuera de éste mundo que cuando el Emperador Su Tsung retornó triunfante a la capital y lo ubicó como Censor Imperial, le comunicó a su majestad que la extraña y libre apología ornamental que utilizaba era en extremo desagradable. Gracias a esto, prontamente se lo recompensó con el exilio en una gobernación.Pero Tu Fu no era hombre de andar con intrigas. En los días de su presentación como funcionario público, retiró sus insignias de la oficina ante la sopresa de los notables. Dejando una por una sobre la mesa, les hizo una profunda reverencia y luego de ello tranquilamente los dejó sin empleo. Como su amigo, Li Po, se volvió un vagabundo sin hogar, pero, aun sin gustarle, conservó su brillante nombre, motivo por el cual obtenía comida y patronato para su deliciosa vida sin nombre y no para su reputación personal. Finalmente fue descubierto por el gobernador militar de la provincia de Ssuch’ Uan que le concedió el puesto de Restaurador de Monumentos Antiguos en el distrito Mantuvo el puesto por seis años. Pero los problemas con las hordas rebeldes. estallaron en la provincia y debió marchar nuevamente al exilio. El último acto de esta vida llena de incidentes tuvo lugar en su distrito nativo: un mandarín local dio un gran banquete en honor del distinguido poeta a quien rescatara medio ahogado y famélico de un mausoleo invadido por el agua de la costa.Las copas llenas de vino se repitieron, la comida fue apilada enfrente del invitado de honor hasta que éste, aguardando el inicio del festejo, cayó muerto. El final fue rápido, repentino y piadoso ya que el invitado murió frente al banquete de su rescate."

Noticia biográfica, tomada de la página de Raúl Racedo.


No hay comentarios: