domingo, 6 de diciembre de 2009

DESPEDIDA


Penosa travesía, sin polo ni norte,

pero sobre todo sin objeto, fue mi existencia.
No pretendía yo llegar a sitio alguno
ni lejos ni próximo
salvo aquel al que llegué
después de haber remontado
cual intrépido esquife
el curso de mí mismo.
-Aquí dejo escrito esto:
no habité mi lengua
la cabalgué solamente.


(de: El fulgor la oquedad,
1994)
Juan Calzadilla (Venezuela, Altagracia de Orituco, 1931)



No hay comentarios: