viernes, 3 de abril de 2009

RETRATO I














Solo,
ebrio y gris,
ridículo entre las ramas del jardín,
manchado por la tinta del suplemento cultural,
apretando en la mano alta, desunida por la fotografía
la carcoma de la pérgola,
y en la otra, baja,
el puño del bastón,
la córnea izquierda vencida por la duda,
afirma:
Sólo vale la pena
escribir sobre el sexo y la muerte.


Si fuera así, pienso,
yo ya me habría despedido del secreto
de saber que el gales ,
aunque mienta, dice la verdad.



Rosario Sola González


Rosario Sola González.Poeta argentina, nacida en Mendoza. Hija del poeta Alfonso Sola González y de la crítica Graciela Maturo, cursó los estudios primarios y secundarios en Mendoza y luego se trasladó a Bs.As., donde se graduó de Arquitecta. Actualmente, reside en la provincia de Salta. Publicó: Música de invierno (Bs.As., Último Reino, 1986), la novela La luz de la siesta (1999) y "El humo de los músicos" (Ediciones Ríos al mar, 2000). De este último libro fue extraído el poema que presentamos.

No hay comentarios: