lunes, 7 de diciembre de 2009

Con los años advierto...


Con los años, advierto que la emoción
no es más un cuarto o un cerco,
sino un leve telón, un perfume
—apenas una sábana de tul—
que en un momento punzante me traspasa
y se desvanece fuego, hasta alejarse.
La veo tendida allí, casi una nube de luz
chisporroteante,
desde esta inalterable serenidad
donde germinan los hondos sentimientos.
Aquellos pocos que no
van a morir.

(de: Regreso a la Fuente,
ed.del Copista, 2005)

Graciela Perosio (Argentina, Buenos Aires, 1950)



No hay comentarios: