martes, 7 de abril de 2009

EPOPEYA TRUNCA



Llegadas


1

Parición en el monte.
Abre las piernas a la sombra del árbol
y la cría resbala de la vida a la vida.

Pegoteada, pringosa.
La boca de la madre en la placenta
y los ojos lavados.

Así se llega al mundo.
Para correr.

Para que el tigre juegue.




Partidas

1

Según los monos
el mundo es una rama desprolija.

Nosotros no existimos:
hojas secas apiladas sin orden.

No es quietud esta calma.

No rechinan los dientes por el frío.

Morirá la maleza en nuestras huellas.

Desolados,
nos llevará el viento hacia otra parte.


2

Si está inmóvil no se sabe el motivo:
los monos de la altura no miran para abajo,
aristócratas hoscos, como siempre.

Fue en la orilla del agua.

El tigre descansaba, digería:
sacerdote impensado
oficiando en la siesta
otro ritual.

¿Regresará la presa en el zarpazo?
Ocurre así a menudo:

el espejo del monte es infinito.



(de El caserío, 2007)


Carlos Juárez Aldazábal
, poeta argentino, nació en Salta, en 1974. Dirige la Editorial el Suri Porfiado.
Más poemas y datos biografícos, aquí.

No hay comentarios: