martes, 7 de abril de 2009

FENÓMENO



Oh si viniera una bella niña en edad de merecer

y me tomara de las manos
sin dudarlo, retrocedería ante tal fenómeno,
y dejando de lado la parábola, el arco, salto mortal o caída libre,
con una previa voltereta circense
me iría a echar en los musculosos brazos de lo absurdo;
y cuál sino este acto es el que me otorga una estirpe,
ya no un león de mi escudo sino una alimaña.
Oh si viniera ahora en su defecto una viejecita
-jactándose de haber sido una bella joven-
y me tomara de las manos
sin dudarlo retrocedería ante tal fenómeno
pues a mi calavera se le antoja
que ni siquiera un seno blando
entibia a una mano muerta.
No, no vendrá, y ninguna otra niña merecedora
se acercara jamas a este regazo de lo ridiculo
donde me encuentro hace cien años,
ni me daría cuenta de que las jornadas pasan y pasan
sino fuera por esa rana que todos los días
viene a mear en el acervo de lo cotidiano.



Eduardo Ainbinder




Eduardo Ainbinder nació en Banfield, Provincia de Buenos Aires en 1968. Participó de la revista 18 Whiskys, y codirigió durante los primeros noventa las ediciones de poesía Mickey Mickeranno y Jimmy Jimmereeno. Publicó en 1990 su único libro: Nené. Posteriormente las plaquetas Carreras tras la fealdad, Larga vigilia teórica de mortales y ratones, e Insecto adulto, todas ellas de circulación limitada. En las ediciones Amadeo Mandarino las plaquetas La comidilla de todos, y Mi descubridor. Interzona publicó en 2007, "Con gusano", que reúne toda su poesía.Actualmente edita la revista Tupé.
Más poemas pueden encontrarse en la Revista virtual Atmósferas.


No hay comentarios: