lunes, 23 de marzo de 2009

LE HABLO A MI CUERPO

















IGUAL POR DENTRO

Mientras iba a tu casa para un banquete de amor
vi en una esquina
a una vieja mendiga.

Tomé su mano,
besé su mejilla delicada,
hablamos, ella era
por dentro igual a mí,
de la misma especie,
lo sentí instantáneamente,
como un perro reconoce por el olor
a otro perro.

Le di dinero,
no podía separarme de ella.
Después de todo, una necesita
la proximidad de alguien semejante.

Y entonces ya no supe
por qué estaba yendo a tu casa.




LE HABLO A MI CUERPO


Cuerpo mío, eres un animal
cuya conducta adecuada
es la concentración y la disciplina.
El esfuerzo
de un atleta, de una santa y de un yogui.

Bien entrenado
puedes convertirte para mí
en una puerta
para salir de mí misma
y en una puerta
para entrara mí.
Una plomada hacia el centro de la tierra
y una nave cósmica hacia Júpiter.

Cuerpo mío, eres un animal
para quien la ambición
es lo indicado.
Ante nosotros se abren
espléndidas posibilidades.




LAVO LA CAMISA


Por última vez lavo la camisa
de mi padre que murió.
La camisa huele a sudor. Recuerdo
ese sudor desde la infancia;
tantos años
lavé sus camisas y ropa interior,
las secaba
frente a la estufa de hierro en el taller,
y él se las ponía sin planchar.

Entre todos los cuerpos del mundo,
animales, humanos,
sólo uno exudaba ese sudor.
Lo aspiro
por última vez. Lavando esta camisa
lo destruyo
para siempre.
Ahora
sólo sus pinturas lo sobreviven
y huelen a óleo.




Anna Swir

(Traducción de Mirta Rosenberg
y Daniel Samoilovich)




Anna Swir. Poeta polaca. Su apellido completo es Swirszczyn´ska, nació en Varsovia, Polonia, el 7 de febrero de 1909. Su padre, un artista, no pudo sacar a su familia de la pobreza. Anna Swir creció haciendo sus tareas escolares y durmiendo en el taller de su padre. Sin embargo, en un grupo de poemas que escribió años más tarde sobre su madre y su padre, expresó un lazo profundo y una gratitud sincera hacia ellos. Swir pudo ingresar a la universidad en donde estudió literatura polaca medieval y barroca. Un poema suyo fue publicado en una revista muy popular en 1930 cuando sólo tenía 21 años. De la contratapa del libro "Talking to my body" (Copper Canyon Press, 1996, EE.UU.): "Fue miembra de la Resistencia durante la ocupación nazi y enfermera militar durante el levantamiento de Varsovia, una vez esperó una hora ser ejecutada. Afectada profundamente por esta experiencia escribió una poesía que rechazó el gran gesto de la guerra a favor de ver al mundo como una miniatura, un mundo en el que el cuerpo y el individuo sobreviven. Abierta en su feminismo y erotismo, su poesía explora la vida del cuerpo femenino desde el terror al placer, desde la profundidad de la gonía en la Segunda guerra Mundial hasta los placeres de sensuales delirios, y siempre con una sinceridad implacable.
Biografía tomada de:cafelang.


Nota de los traductores: Estos poemas de Anna Swir (Polonia, 1909-1984) están incluidos en A Book of Luminous Things, una antología de poesía internacional compilada por Czeslaw Milosz a los noventa años, a modo de testamento poético, y publicada en 1996 por Harcourt Brace, en Estados Unidos.
Dice Milosz de Swir: "He elegido una cantidad de poemas de Anna Swir, porque valoro la intensidad y la calidez de su poesía, dictada por eros, o por la empatia y la compasión por el sufrimiento humano. Fue una feminista militante, y autora de desinhibidos poemas amorosos. Es posible que sus textos hayan sido demasiado crudos para los lectores polacos, o tal vez su feminismo puede haber contribuido a que su poesía fuera menos valorada de lo que debió haber sido".


Nota del compilador: Poemas y notas, extraídos de "Zapping" (3.12.00), de una de las selecciones (a veces eran series temáticas) que Rosenberg y Samoilovich traducían (o elegían de otros traductores) para la Revista del diario La Nación.




1 comentario:

emmagunst dijo...

INCREÍBLE "Igual por dentro" Marcelo!!!