domingo, 22 de marzo de 2009

Cuando se templa el arco...


hay que templarlo fuerte;

Cuando se elige la flecha, hay que elegirla larga;
Cuando se ataca, hay que matar primero al caballo;
Cuando se captura, hay que tomar primero al jefe.
Matar al enemigo ha de tener un límite;
Se defiende al país desplegando su fuerza;
Hay que impedir sobre todo la incursión y el ataque;
No es la finalidad matar cuanto se pueda.




Tu Fu (China, Duling, 712-Leiyang, 770)



(Traducción española,
sin mención del traductor)

No hay comentarios: