viernes, 13 de marzo de 2009

POÉTICA



¿Cómo escribir ahora poesía,

por qué no callarnos definitivamente
y dedicarnos a cosas mucho más útiles?
¿Para qué aumentar las dudas,
revivir antiguos conflictos,
imprevistas ternuras;
ese poco de ruido
añadido a un mundo
que lo sobrepasa y anula?
¿Se aclara algo con semejante ovillo?
Nadie la necesita.
Residuo de viejas glorias,
¿a quién acompaña, qué heridas cura?




Juan Gustavo Cobo Borda



Juan Gustavo Cobo Borda. Poeta y crítico colombiano (Bogotá, 1948). Entre sus cargos destacados se cuentan la subdirección de la Biblioteca Nacional, la dirección de las revistas Eco y Gaceta. Pertenece al grupo de la “Generación sin nombre”. Ganó el concurso de poesía Quimantú, organizado por la embajada de Chile, con la obra Consejos para sobrevivir (1974). Hay en su obra temprana un mundo delirante y sensual tal como puede apreciarse en Salón de té (1976), Casa de citas (1980), Ofrenda en el altar del bolero (1981), Roncando al sol como una foca en los Galápagos (1981), Todos los poetas son santos (1987) y Almanaque de versos (1988). En su obra posterior el tono se hace más intimista, a la vez que la expresión más sintética, en obras como Dibujos hechos al azar de lugares que cruzaron mis ojos (1991), Poemas orientales y bogotanos (1991), El animal que duerme en cada uno (1995). Como ensayista y crítico ha escrito La tradición de la pobreza (1980), Leyendo América Latina (1989), La narrativa colombiana después de García Márquez (1989) así como las antologías: Antología de la poesía hispanoamericana (1985) y La alegría de leer (1976). Ha elaborado numerosas monografías como las de Arciniegas o Mutis, y es editor de diversas obras de poesía.


No hay comentarios: