viernes, 20 de marzo de 2009

UN JARDÍN LLENO DE FLORES



Dijo que la gente somos un océano,

Mientras se llevaba otra cucharita de caviar
A su inmóvil boca finlandesa,
Que los celos son una ilusión de la posesión
Y que ella ya no sentía nada parecido
Ni junto a su marido,
Ni junto a ninguno de sus amantes,
Nada, nada, absolutamente nada,
Salvo quizás la fría calidez de las noches blancas,
Cuando se encuentra en un sudoroso abrazo,
Salvo quizás la falta de respeto,
Cuando el cuerpo de la amante de su marido no es más bello que el de ella.
Dijo que el amor es la conciencia de saber que no posee,
Mientras se llevaba un pedacito de salmón
A su pequeña boca finlandesa,
Que nada, nada, absolutamente nada queda en su poder,
Dijo ávidamente con todo muerto en su interior,
Que no entiende y que nunca va a entender
Cómo puede alguien con los ojos abiertos
Desear una sola rosa en un jardín lleno de flores.

(de: "Regreso a casa"
Ed. Beletrina)
Ales Steger (Eslovenia, 1973)


(Traducción de Pablo J. Fajdiga)
VRT,POLNROž

Da smo Ijudje ocean, je rekla
In zanesla še eno žličko kaviarja
V svoja nepremična finska usta.
Da je Ijubosumje utvara posesti
In da nič takega več ne čuti,
Ne ob svojem možu
Ne ob katerem od svojih Ijubimcev,
Nič, nič, čisto nič,
Razen mogoče hladne topline belih noči,
Ko jo držijo v potnem objemu,
Razen mogože nespoštovanja,
Ko telo moževe Ijubice ni lepše kot njeno.
Da je ljubezen zavest, da ne poseduje,
Je rekla in zanesla košček lososa
V svoja mala finska usta,
Da nič, nič, nič ne ostane v lasti,
Je rekla poželjivo z vsem ubitim v sebi,
Da ni, da ne bo nikdar razumela,
Kako si nekdo odprtih oči
želi le eno vrtnico v vrtu, polnem rož.



No hay comentarios: