viernes, 20 de marzo de 2009

ABREVADERO

(Cuatro fragmentos)


Nadie sostuvo un grito. Nuestra danza alineaba los huesos alrededor de un aljibe y los ancianos no aparentaban movimientos. El viento sin madre colaba la carrocería de los termómetros cuando amanecieron los carruajes y todos exclamamos en silencio palabras de lluvia




Los zapatos ocultaban el frío. Los pies espiaban nuestro baile que suspiraba trepándose a la rama de los acordeones. Un falsete que alguien inauguró encima de la mesa prometió sobrevivir y juramos un pacto de sangre. Será como el beso, una fruta. Moneda de intercambio




El abuelo cantó aferrado al bandoneón. El amor no nos mata. El hojaldre despedía olor a muchacha recién llegada empapándose por dentro de una lluvia arrepentida por no desplegar el sexo antes de la boda




El rastro nupcial de latas en la tierra, silencioso camino que nunca volveremos a recorrer. Final de fiesta, la sombra borroneaba a los novios que perdían gametos en la niebla como raíces a punto de parir





Eduardo Curbelo




Eduardo Curbelo (Montevideo, 1962) es Médico Psiquiatra. En 1987 obtuvo una mención en el Concurso Primera Antología de Poesía Universitaria; en 1989 ganó, en forma compartida, el Primer Premio de Poesía Inédita de Cuadernos de Marcha y en el año 2000 obtuvo Mención en el Concurso de Poesía Inédita de la Intendencia Municipal de Montevideo con su poemario Fragor de la Posguerra. Publicó Basalto (Ediciones de la Crítica, 1999), Diario Íntimo de un Comensal (Ediciones La Gotera, 2001) y Abrevadero (Ediciones Nudo Sur, 2004), Mención del Ministerio de Educación y Cultura Categoría Poesía Inédita 2004. En 2005 obtuvo el Primer Premio de Poesía de la Intendencia Municipal de Montevideo por su libro inédito Penitentes (Ediciones Botella al Mar, 2006).

No hay comentarios: